La póliza de vida y el suicidio, ¿por qué es excluyente?

Publicado el en Seguro de vida por Aída Holguera| 1 comentario

La póliza de vida y el suicidio siempre es excluyenteLa contratación de un seguro de vida no es obligatoria, pero al conceder una hipoteca o un préstamo suele ser un requisito de las entidades. Este seguro aporta tranquilidad pues estás protegiendo a tu familia económicamente, y puedes tener alguna otra ventaja como el testamento online.

Como todos los seguros tienen límites y exclusiones, ¿el suicidio es una exclusión en el seguro de vida? ¿Si se produce la familia se quedaría sin nada? ¿Qué es lo que realmente pasa?

Seguro y suicidio

El suicidio es uno de los riesgos que no cubren la mayoría de los seguros de vida entendiéndose por ello la muerte del asegurado cuando ésta ha sido causada de manera consciente y voluntaria por él mismo.

Normalmente, el suicidio es una exclusión que viene en una cláusula del seguro de vida que hace limitar el pago de la póliza si se comete el suicidio durante el primer año de la póliza, si esto fuese así, la aseguradora se negaría a cubrir a los beneficiarios.

Los seguros de vida suelen incluir esta cláusula de exclusión por suicidio en prácticamente todas las pólizas. Viene recogida en el artículo 93 de la Ley del Contrato de Seguro: “Salvo pacto en contrario, el riesgo de suicidio del asegurado quedará cubierto a partir del transcurso de un año del momento de la conclusión del contrato. A estos efectos se entiende por suicidio la muerte causada consciente y voluntariamente por el propio asegurado.” 

Si en la póliza del seguro no se recoge una cláusula de duración más amplia, se entiende que la póliza de vida cubre el suicidio siempre que éste se produzca después de un año desde que se contrata el seguro de vida.

Razones de la exclusión

La razón por la cual el suicidio es una exclusión y la razón por la que existe el plazo de un año es muy simple: evitar el fraude.

Es una manera de proteger a las aseguradoras en caso de que un cliente contrate la póliza de vida con la intención de suicidarse y beneficiar así a sus familiares. Las aseguradoras reciben excesivas demandas que se realizan a causa de los suicidios cometidos por los asegurados y los fraudes sobre esto para que su familia cobre la indemnización.

Si pasado un año se produjera este siniestro, los beneficiarios tendrían derecho a su indemnización, siempre que la misma esté al corriente de pago. De todos modos, la aseguradora puede investigar las circunstancias del suicidio para descartar que sea parte de un fraude intencionado y planificado.

Una cosa importante que tener en cuenta son los datos erróneos en la póliza. Esto quiere decir que si al contratar un seguro de vida, el cliente niega tener una enfermedad que en realidad si tiene, y pasado el año se produce el suicidio, los beneficiarios podrían tener problemas para conseguir la indemnización, pues la aseguradora puede negarse debido a que si se hubiese comunicado esa información sobre la enfermedad no sería asegurado.

El seguro debe conocer los riesgos ciertos que rodean a cada persona a la hora de firmar el contrato del seguro y si se demuestra que el cliente no fue sincero, el seguro tiene derecho a negarse a indemnizar.

Si estás pensando en contratar un seguro de vida lo mejor es que te lo pienses bien y no contrates nunca a la ligera, compara entre las mejores compañías en lapoliza.com para encontrar el seguro que más se adecué a ti y a tus necesidades. Para realizar cualquier duda o consulta no dudes en llamarnos al 911 33 70 67, ¡te esperamos!

One thought on “La póliza de vida y el suicidio, ¿por qué es excluyente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>