¿Qué ocurre con la hipoteca si fallece el titular?

Publicado el en Seguro de vida por Aída Holguera| Sin comentarios

que-pasa-con-la-hipoteca-si-fallece-el-titular¡Qué emoción cuando estas a punto de comprar una casa! Tienes el hogar de tus sueños y sus planos en tu cabeza, piensas en qué sofá hará juego con las cortinas, que cama escogerás, incluso que felpudo será el indicado para dar la bienvenida a tus visitantes. Pero lo que seguro que no se te quita de la cabeza es el embarcarse en una hipoteca, que esto ya, hace menos ilusión.

Quizás no te has parado a pensar si, por alguna casualidad (toquemos madera), fallece el titular de la hipoteca… ¿qué pasa con ella? Te resolvemos entonces las dudas sobre esta cuestión, pues siempre hay que estar preparado.

Qué hay que hacer si fallece el titular de la hipoteca

Cuando ocurre una desgracia así, hay que realizar una gran cantidad de trámites y gestiones. Si el fallecido tenía una hipoteca contratada con el banco, tienes que saber qué ocurrirá con esta deuda.

Al morir una persona, sus herederos reciben tanto sus bienes como sus deudas, es decir, que los hijos/padres/hermanos… designados en el testamento serán los encargados de hacerse cargo de su hipoteca.

¿Qué es lo primero que tengo que hacer?

Lo primero de todo es comunicar al banco la situación, esto es imprescindible pues las cuotas del préstamo hipotecario seguirán a cargo de la cuenta asociada del titular de la hipoteca y no se podrá cambiar mientras no se produzca el cambio de nombre.

¿Quién se hace cargo de la deuda de la hipoteca?

También es necesario aclarar si el heredero debe hacer cargo de las cuotas de la hipoteca o no, puesto que la herencia no es una obligación, sino un derecho.

Entonces, los herederos pueden aceptarla y asumir las deudas pendientes o por el contrario, rechazarla por completo. Otra opción que es posible es que se puede aceptar la herencia y recibir la parte que reste tras haber pagado la hipoteca.

Si la hipoteca estaba a cargo de dos titulares y uno de ellos fallece, el 50% de la deuda pasará a los herederos y en el caso de que estos se nieguen, el otro titular tendrá que hacerse cargo al completo de la deuda.

En cuanto al avalista, no desaparece aunque el titular de hipoteca fallezca. Si los herederos aceptaron la hipoteca, el avalista lo seguirá siendo hasta que quede totalmente pagada. Si por el contrario los herederos rechazan la hipoteca, la responsabilidad del avalista dependerá del contrato que hubiese firmado.

¿Qué trámites tiene que hacer el banco?

Cada banco actúa de manera diferente, pero lo que es seguro es que tienes que entregar algunos documentos necesarios como: el certificado de defunción, el certificado de últimas voluntades, testamento o declaración de herederos, escritura de adjudicación de las herencia, certificado de pago del impuesto de sucesiones y la escritura pública de la renuncia en el caso de que los herederos no acepten la herencia.

Después de que el banco tenga recogido todos estos documentos, este entregará la información sobre todos los productos que el fallecido tenía contratados con la entidad.

Hipoteca y el seguro de vida                

Casi todas las hipotecas en la actualidad exigen la contratación de un seguro de vida. Antes de contratar un seguro de vida tienes que saber algunas cosas. Los bancos normalmente te obligan a contratar un seguro de vida vinculado para poder cubrir parte o el total de la cuantía si el titular fallece.

Tienes que enviar la documentación necesaria tanto al banco como a la aseguradora para poder revisar las condiciones de la cobertura del préstamo para saber si tendrás que hacerte cargo de la totalidad de la hipoteca o solo de una parte.

Si estás pensando en contratar una hipoteca necesitarás un seguro de vida, y para escoger el perfecto para ti, lo mejor es que compares en lapoliza.com entre las mejores aseguradoras. Si tienes cualquier duda o consulta puedes llamarnos al 911 33 70 67. ¿Hablamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>