Cómo asegurar el coche con distintos conductores

Podemos encontrarnos que en un mismo contrato de seguro de automóvil, aparezcan hasta tres figuras distintas. El número de figuras que representan una póliza de seguro de coche, repercute directamente en la prima del seguro.

Si quieres saber las tarifas que te ofrecen las diferentes aseguradoras para asegurar el coche, únicamente rellenando un solo presupuesto, independientemente del número de figuras que lo representen, desde nuestro multitarificador de seguros en tan sólo unos minutos te presentaremos una comparativa con sus coberturas y precios.

Las figuras que pueden aparecer a la hora de asegurar el coche, son las siguientes:

Tomador

El Tomador del seguro puede ser una persona física o jurídica. Dicha persona o entidad es el que suscribe el contrato y se compromete al pago de la prima del seguro.

Conductor principal

El conductor principal, es la persona física que conducirá habitualmente el vehículo, y que dependiendo de su edad, sexo, experiencia, etc. variará considerablemente la prima a la hora de asegurar su coche.

El conductor habitual o principal, debe tener su residencia en España, y su carné de conducir ha de estar homologado por el Estado Español.

Conductor autorizado o segundo conductor

El conductor autorizado, es aquella persona que de forma esporádica, conducirá el vehículo asegurado.

A la hora de asegurar el coche, no siempre es necesario declarar al conductor autorizado, sin embargo, para evitar incidencias a la hora de tramitar un siniestro, es aconsejable haberlo declarado anteriormente en póliza.

En todo caso, siempre tendrán que declararse en póliza, a la hora de asegurar el coche, los conductores de mayor riesgo o que tengan más riesgo que el conductor principal. Estos suelen ser aquellos de edades comprendidas entre los 18 y 25 años, (aunque en algunas compañías puede llegar desde los 26 a los 34 años), o bien con menos de 2 años de carnet.

Propietario del vehículo

El propietario del vehículo, es aquel que a efectos legales, se considera dueño del vehículo y figura en el permiso de circulación, independientemente de que pueda ser tanto una persona física, como una entidad jurídica