¿Qué es el valor a nuevo y el valor venal del coche?

Cuando compras un coche lo último que piensas es que le vaya a pasar algo tan grave como para que no se pueda reparar, sin embargo esto es algo muy importante a tener en cuenta a la hora de contratar el seguro del coche. En lapoliza.com te ofrecemos los mejores seguros de coche comparando precios entre las mejores aseguradoras del mercado, pero en función de las coberturas que contrates y de las características que tenga el coche que quieres asegurar, tu póliza del seguro de coche puede variar.

Así que antes de que contrates un seguro de coche u otro, es necesario aclarar ciertos conceptos que en un futuro podrían resultarte muy útiles.

En caso de que tu coche sufra algún tipo de daño ante el que no se pueda llevar acabo una reparación, como puede ser un incendio, un accidente grave o que el coche sea robado y no vuelva a aparecer, tu compañía aseguradora te dará una indemnización, cuya cuantía dependerá, una vez más, de las coberturas que tuvieras contratadas en el seguro del coche y las características que tenga el vehículo. Las indemnizaciones de las aseguradoras varían en función del concepto al que hagan referencia:

  • Valor de nuevo
  • Valor de reposición
  • Valor venal
  • Valor venal mejorado

Dependiendo de lo que tengas contratado en tu póliza del seguro del coche, la indemnización será por cualquiera de estos valores del coche. Sin embargo, las diferencias en las cuantías económicas son notables, por lo que es importante tener claro qué es lo que implica cada uno de estos valores del coche para no llevarnos ninguna sorpresa al recibir la indemnización de la aseguradora.

Valor de nuevo

Si en el momento en el que nuestro coche sufre un siniestro (cualquiera de los casos mencionados anteriormente) recibimos una indemnización de nuestra aseguradora por el valor de nuevo del coche, significa que la cuantía que nos abonará la aseguradora se corresponde con el precio que tenía nuestro coche nuevo, tal y como nosotros lo compramos. Esto quiere decir que con el valor de nuevo, la aseguradora nos entrega una cantidad de dinero que cubriría en su totalidad lo que nosotros invertimos en el coche en su día, con lo que podemos comprar otro coche de similares características y prestaciones. Con el valor de nuevo, el valor del coche no sufre ninguna depreciación, por lo que es muy recomendable asegurarnos de que nuestra póliza incluya el valor de nuevo en caso de siniestro si tenemos un coche adquirido recientemente (dos años o menos).

El valor de nuevo, que como hemos dicho sería el precio que tiene un coche nuevo en el mercado con las características que tenía nuestro coche siniestrado, incluye además impuestos (IVA e impuestos de matriculación) y los accesorios no de serie, siempre y cuando estuvieran declarados en nuestra póliza tácitamente.

Valor de reposición

Otro de los casos con los que podemos hacer frente cuando recibamos la indemnización de nuestra aseguradora puede ser el de que nos entregue la cuantía correspondiente al valor de reposición del coche. Esto es, el valor que el coche tendría en el momento anterior al siniestro en caso de comprarlo en el mercado. El valor de reposición, también conocido como valor de mercado, también incluye los accesorios no de serie siempre que estuvieran declarados en la póliza del seguro de coche. Sin embargo, en este caso y a diferencia del anterior, sí que existe una depreciación en el valor del coche. Hay que tener en cuenta que un coche nuevo nada más salir del concesionario ya ha devaluado aproximadamente el 30% de su valor, por lo que para calcular el valor de reposición influirán la antigüedad del coche y las características que tenga, pero no se ve afectado por las condiciones en las que se encontrara antes del siniestro ni los km que tuviera.

Después del valor de nuevo y para coches con cierta antigüedad, esta opción del valor de reposición es la más recomendable en caso de tener que recibir una indemnización por parte de la aseguradora si tu coche sufre un siniestro.

Valor venal

El valor venal es otra opción que nos puede plantear nuestra aseguradora a la hora de entregarnos la indemnización. Este valor del coche es el que tendría en caso de que quisiéramos venderlo justo en el momento anterior a que se produjera el siniestro. A diferencia del valor de reposición (que sería el valor de compra), el valor venal o valor de venta no incluye los gastos de transferencia (impuestos), arreglos varios del coche ni la ganancia del vendedor, que sí estarían incluidos en el valor de reposición.

Económicamente la diferencia entre la cuantía que recibimos si la aseguradora nos indemniza con el valor de reposición o, por el contrario con el valor venal, varía entre un 20-30% aproximadamente, por lo que es importante asegurarnos de los términos que figuran en nuestra póliza del seguro del coche antes de que tengamos que recurrir a la indemnización.

Valor venal mejorado

Hay aseguradoras que ofrecen la posibilidad de indemnizar por el coche siniestrado con el valor venal mejorado del vehículo. Es el mismo concepto que el del valor venal, dependiendo sólo de la antigüedad y las características, igual que el anterior, y sin verse influido tampoco por las condiciones en las que estuviera el coche siniestrado ni los kilómetros que tuviera. La única diferencia es que con el valor venal mejorado se mejora la cuantía de la indemnización por el valor venal, pero no existe una fórmula única para este valor venal mejorado y depende del proceder de cada aseguradora.

No todos los seguros de coche ofrecen las mismas coberturas e indemnizaciones ante un coche siniestrado, por eso es importante informarse de las condiciones de nuestra póliza del seguro del coche antes de decidirnos a contratarla, porque cuanto mejor sea nuestro seguro de coche y más coberturas nos cubra, más caro será su precio. Sin embargo la diferencia entre los precios del seguro de coche son mínimos, mientras que si tenemos que enfrentarnos a indemnizaciones en las que sólo podamos optar al valor venal podría supernos una diferencia de miles de euros, por lo que es importante tener en cuenta todos estos conceptos.

Si tienes alguna duda podemos llamarte gratis para ayudarte en todo momento durante el proceso de contratación de tu seguro de coche.