Atropello y Responsabilidad Civil Obligatoria

Publicado el en Seguros de coche por Ana Roca| Sin comentarios

responsabilidad-civil-obligatoria-atropelloMuchos papás y mamás de noveles que sostienen su L con ilusión (y que es casi tan verde como la cara de preocupación de sus progenitores) pueden identificarse con el sentimiento de pánico asfixiante que siente ese padre millonario –y bastante ninguneado- de Relatos Salvajes al descubrir que su hijo es el responsable del atropello a una mujer embarazada. Y aunque la cinta trata la crudeza de la realidad de la legalidad en Argentina, lo cierto es que ningún caso de atropello en la vida real puede ser siquiera comparado con una ficción cinematográfica, por muy real que esta quiera –y pueda- parecer. Que esto no es una travesurilla como la primera vez que llegas un poquito achispado a casa y por más que les suplicas a las paredes que dejen de moverse, ellas te hacen el mismo caso a ti que el que haces tú a los consejos de tus padres. Y que coger las llaves a escondidas y hacerle al coche un pequeño raspón se convertirá en una de esas anécdotas estrella y súper divertida que sale a relucir siempre en las reuniones familiares (de la que todo el mundo se ríe menos el que fuera el propietario del coche, que no termina de superarlo). Pero no estamos hablando de eso.

El atropello contemplado dentro de nuestro seguro de coche

Un atropello. Un atropello siempre es sinónimo de problemas, se mire por donde se mire. La gravedad de su naturaleza convierte al atropello en la única garantía obligatoria e imprescindible por ley para los vehículos a motor. Lo que significa que ningún vehículo a motor puede circular sin un Seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria (RCO), que cubrirá los daños de un atropello en caso de que este se produjera (aunque quizá habría que plantearse ampliar este tipo de coberturas –los atropellos- también a algunos triciclos y bicis con ruedines, que hay mucho diablillo desdentado y kamikaze por ahí).

Y cada vez que nos sentemos al volante de nuestro coche (o de nuestra madre o hermano mayor o alma caritativa y generosa que nos lo preste) tenemos que ser conscientes del riesgo que entraña siempre la carretera. Nadie está libre ni de cometer ni de sufrir un atropello. Por ello lo único que podemos hacer es ir con mil ojos y extremar las precauciones. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad; y el poder de plantarte donde quieras en menos que canta un gallo, conlleva la responsabilidad de circular con cuidado y todo el mimo que seas capaz de reunir dentro del estrés de un atascazo monumental. Pero a veces las cosas pasan, y cuando nos encontramos envueltos en una situación tan poco recomendable como es un atropello, siempre viene bien saber que va a haber alguien en quien apoyarse. Y además de tu madre (porque las madres siempre están ahí, hagas lo que hagas), podrás contar también con tu Seguro de Coche.

Daños contemplados en la Responsabilidad Civil obligatoria en mi seguro de coche

La Responsabilidad Civil Obligatoria (RCO) de los seguros de coche cubre los daños ocasionados en un atropello a un tercero, y estos daños pueden ser tanto personales como materiales.

  • Daños materiales ocasionados en un  atropello. Dentro de los daños materiales podemos considerar los daños ocasionados en el vehículo de un tercero envuelto en el accidente. La RCO cubre los daños materiales con una indemnización cuyo límite es un máximo de 15 millones de euros.
  • Daños personales ocasionados en un atropello. En esta categoría entran las lesiones provocadas en el momento del atropello, las posibles secuelas posteriores, los costes sanitarios que puedan suponer, y la indemnización por el valor de la pérdida sufrida o de la ganancia que no se ha podido obtener. En el caso más grave cubriría la indemnización en caso del fallecimiento por el atropello. La RCO tiene como límite una indemnización de 70 millones de euros.

Y está claro que en un caso de atropello (sea cual sea su gravedad), lo que queremos no es dinero, sino la oportunidad de poder volver a los instantes anteriores a haber sufrido el accidente. Sin embargo, contar con una indemnización económica después de un atropello, aunque no va a devolverte aquello que se ha quedado atrapado entre el miedo y el asfalto, sí que puede facilitar en gran medida el proceso de recuperación.

Contar con un buen seguro de coche que responda por ti en estas situaciones es obligatorio por ley, pero además es imprescindible, por ti. Contrata el mejor seguro de coche en lapoliza.com y comparte con nosotros el peso de tus preocupaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>