Coche tradicional vs coche híbrido, ¡a luchar!

Publicado el en Seguros de coche por Ana Roca| Sin comentarios

coche-híbridoY hoy se suben al ring de lapoliza.com dos oponentes dignos de llevarse a casa el cinturón –de seguridad- de los pesos pesados de los vehículos. Si bien es cierto que las comparaciones son odiosas, también lo es que son necesarias como el respirar (sobretodo para algunas/os con complejo de “La vieja’l visillo”) Así que allá vamos: asistiremos al combate del siglo (con el permiso de Rocky y Apollo Creed) enfrentando a dos bestias descomunales: en la esquina derecha, portando el actual título de coche del momento, el jefe de la manada, la experiencia hecha coche, la tradición, la seguridad, la confianza: el coche tradicional. Al otro lado de la lona, con renovados ímpetus de lucha, con ganas, fuerza, pasión, evolución. El potrillo de la manada, el aspirante. La tecnología emanando por cada junta de su chapa: el coche híbrido.

¡Que dé comienzo el combate!

Eh, pero, un momento. Para que sea una lucha justa, y no se convierta en una masacre al más puro estilo Texas, es nuestro deber como moderadores partir de la igualdad de condiciones. Y puesto que el coche tradicional es un perro viejo, un veterano en este tipo de batallas, vamos a darle una oportunidad al emergente coche híbrido. Se merece un voto de confianza para que sepamos de lo que es capaz.

Entre sus principales atributos se encuentran:

  • El coche híbrido reduce la emisión de gases contaminantes.
  • El coche híbrido tiene un motor más eficiente y elástico que el coche tradicional (¡vaya directo de izquierda acaba de encajar el actual campeón!)
  • El coche híbrido es más silencioso y potente (¡y de nuevo le pone contra las cuerdas!)
  • El coche híbrido goza de una salud de hierro con un motor más potente y dinámico

¡Y el coche tradicional besa la lona en el primer round! ¡Increíble! Nadie se lo esperaba. Sin embargo no sería la primera remontada que vemos de estas características. Queda mucho combate y ninguno de los dos coches parece dispuesto a tirar la toalla.

¡Segundo asalto!

Veamos ahora cómo está la defensa del coche híbrido, nuestro fiero aspirante:

  • En el coche híbrido es más complicado arreglar una avería
  • El coche híbrido es más pesado que el coche tradicional, por lo que gasta más energía (¡el coche híbrido se cubre la cara con los brazos pero encaja una serie de certeros derechazos del campeón!)
  • Las baterías que utiliza el coche híbrido son tóxicas (¡directo de izquierda a las costillas!)
  • De momento los coches híbridos son más caros que los coches tradicionales (¡menudo cruzado directo a la mandíbula acaba de encajar el potro motorizado!)

¡Y cae a la lona! ¿Noqueado? No, parece que el coche híbrido reúne fuerzas de flaqueza que saca de su juventud y todavía reacciona. Sin embargo… ¿qué está haciendo? ¡Tres palmadas sobre la lona! ¡Se rinde! ¡El coche híbrido está fuera de combate!

Por el momento parece que el coche tradicional sigue manteniendo su posición de amo y señor del mercado automovilístico, pero seguro que el coche híbrido no va a dejar pasar la oportunidad de reivindicar el título en una próxima revancha. Pues mientras esperamos para asistir al próximo combate épico, advertencia para todos los managers y coachs: entrenad a vuestros púgiles coches, y ya sean híbridos o eléctricos, el mejor entrenamiento está en el seguro de coche de lapoliza.com. No bajéis la guardia, y ¡aseguraos una victoria!

Foto Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>