Coche y genética: El gen de la conducción

Publicado el en Seguros de coche por Ana Roca| Sin comentarios

genesCon una de las sagas más rentables de la historia de Hollywood a punto de poner fin a sus increíbles aventuras al volante (Vin Diesel ya ha anunciado la producción de las dos últimas películas de la exitosa franquicia Fast & Furious) y cuyo protagonista y esencia siempre será Paul Walker, puede que muchos echen de menos la adrenalina de la conducción. Pero eso no significa que tengamos que ponernos a practicar por nuestra cuenta, porque los seguros de coche se dispararán, y aunque en lapoliza.com siempre te ofrecemos los mejores precios, en ese caso tampoco podríamos hacer milagros. Y a parte de que la mayoría de los mortales no podemos ni acercarnos a esos coches (si no es con una foto muy pegadita a la cara), para convertir el coche en una extensión de tu propio cuerpo y dominarlo como tal, hace falta algo más que la magia de los efectos especiales.

¿Quién es más torpe con el coche?

Y es aquí donde surge la polémica. No faltan defensores de la teoría de que las mujeres somos torpes al volante. Pero también hay quien nos tilda de prudentes, frente a la agresividad que suele definir la conducción masculina característica. Y como siempre hay excepciones que confirmen la regla, los coches y la conducción no iban a ser menos. Podemos encontrarnos con mujeres amantes de la velocidad y la adrenalina en la carretera, y con hombres que pequen de excesiva prudencia y entorpezcan por ello la circulación. Sin embargo, hay estudios que afirman que la buena o mala conducción es un factor genético. Te puede tocar ser bajito, pelirrojo y mal conductor, o puedes ser alto, rubio y magnífico al volante. Así son las cosas.

Así que la próxima vez que cojáis el coche, armaos de paciencia y pensad que los pobrecitos que no hacen nada más que hacer pifias al volante, no lo hacen de mala fe, si no que no pueden evitarlo, lo llevan en los genes.

Torpe al volante, ¿lo llevas en los genes?

Bueno, esto del coche y los genes así dicho parece una excusa barata al estilo de “profe, no he hecho los deberes porque mi perro supersónico kriptoniano le ha tendido una trampa al pez, que ha sido lo único que ha sobrevivido al incendio del salón que ha provocado mi hermano desdentado porque no podía comerse una patata frita. Y claro, los deberes sin hacer, con lo interesante que estaba mi casa hoy”. Total, que hay un estudio estadounidense –para variar- que parece demostrar que realmente hay un gen que afecta a la conducción. Y no hablamos de una codificación de ADN cuya traducción es “OJO: PELIGRO AL VOLANTE”. Se trata más bien de una variante genética que limita la actividad de una proteína de nombre impronunciable (algo así como ‘factor neurotrófico derivado del cerebro, FNDC’), que es la proteína que ayuda a precesar la memoria química, y actúa en el aprendizaje. Lo que significa que las personas que tienen esta limitación, aproximadamente un 30% de la población estadounidense, obtienen peores resultados en los tests de aprendizaje estándar. Traducido al lenguaje automovilístico: las personas con baja actividad de la FNDC tienen una conducción más imprecisa (lo que todos definiríamos como “torpes al volante”).

Pero ni estamos todos los que somos, ni somos todos los que estamos. Así que aunque sí es posible que haya factores genéticos que puedan influir en la capacidad de conducción, no te vayas a pensar que todo el que te la lía con el coche sufre esta variante del ADN. Torpes hay en todos los sitios –con genes o sin ellos- y también de ambos géneros.

Pero seas hombre o mujer, alto o bajo, rubio o moreno, -torpe o no-, contrata el mejor seguro de coche con lapoliza.com, porque cuidar de tu coche y de ti en cualquier situación, sí que está en nuestros genes.

Foto Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>