Cojín elevador: ¿con o sin respaldo?

Publicado el en Seguros de coche por Lucía Berruga| Sin comentarios

Cojin elevadorA partir de los 15 kilos de peso, los niños pueden viajar en coche con un cojín elevador. Este sistema de retención infantil será el utilizado hasta los doce años, edad en la que los menores ya pueden viajar sin sillita, siempre que su altura supere los 135 centímetros.

El cambio de silla del grupo con sujeción por arnés a la sujeción por cinturón de seguridad es uno de los que genera más dudas entre los padres. Esto se debe a que en el grupo II-III conviven dos tipos de sillas muy diferentes: los elevadores con o sin respaldo. En este post intentaremos aclarar las dudas que puedan surgir sobre su utilización.

 

Cuándo cambiar a la silla del grupo II-III

Aunque a partir de los 15 kilos ya se puede utilizar la silla del grupo II, esto no significa que tengamos la obligación de cambiarlo. Hasta los 18 kilos, el niño puede viajar en sistemas de retención del grupo I, con cinco puntos de sujeción a través de arnés. De hecho, se recomienda que agotemos el período en el que el niño puede viajar en un sistema de retención de grupo más bajo porque ofrece mayor protección. Aunque el peso es determinante, es muy importante vigilar cómo se ajustan al hombro los arneses. El arnés siempre tiene que quedar perpendicular al respaldo o descender ligeramente; pero nunca subir del respaldo hacia el hombro del niño. Es en este caso cuando debemos cambiar al grupo II, si no lo hemos hecho antes porque el niño no ha alcanzado los 18 kilos de límite.

 

Mejor el elevador con respaldo o sin respaldo

En el grupo II-III conviven los cojines elevadores con y sin respaldo. Para saber cuál utilizar, vuelve a ser clave el peso del niño. Hasta 22 kilos es obligatorio utilizar el cojín con respaldo; y a partir de ese peso es recomendable. El respaldo protege más en caso de impacto lateral, ya que lleva protecciones a la altura de la cabeza. No debemos ceder a la tentación de cambiar antes de tiempo a un cojín sin respaldo porque ocupe menos, o porque es más práctico a la hora de cambiar de coche o dejárselo a un familiar que tenga que llevar al niño. Cada estatura y peso requiere un grupo de silla específico.

A partir de este grupo II-III, los niños pueden viajar en el asiento trasero o en el delantero, ya que el sistema de retención se sujeta con el cinturón de seguridad.

Recuerda, antes de decidirte por uno u otro sistema de retención infantil prioriza el grupo que mejor se adapte al peso del niño; siempre siendo cauto a la hora de pasar a un grupo superior. Sé estricto con la seguridad de tu hijo y, en el caso de que puedas elegir entre dos tipos de silla, decántate siempre por la más segura aunque sea menos práctica. El riesgo de lesiones en caso de accidente se reduce un 75% si el niño viaja con el sistema de retención adecuado.

Además de elegir el sistema de retención adecuado, después de colocar al niño en su silla de coche no olvides revisar que el cinturón esté correctamente colocado por sus guías, que no esté retorcido ni holgado. Asegúrate además de que el niño no llega al cierre del cinturón de seguridad. Estarás garantizando que el sistema de retención funcione correctamente en caso de impacto.

En Lapoliza.com promovemos la conducción segura, por eso te asesoramos para que extremes la seguridad al volante para protegerte a ti y a los tuyos. Además, te ayudamos a protegerte ante imprevistos eligiendo el seguro de coche que mejor se adapte a tu perfil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>