¡No dejes que el otoño estropee la carrocería de tu coche!

Publicado el en Seguros de coche por Victor Martín| Sin comentarios

Carrocería-cocheSeguramente estés al tanto de las revisiones de tu vehículo. Intentas mantenerlo todo a punto para que no falle en el momento menos oportuno. Eso es perfecto pero ¿Qué pasa con la carrocería? Si eres de los que dejaste de cuidarla cuando tu coche empezó a cumplir años desde la poliza.com te traemos un tirón de orejas y unos cuantos consejos para que la cuides este otoño y que luzca mejor que nunca.

Con las lluvias propias de la estación en la que nos encontramos es seguro que nos encontraremos más de una vez con nuestro vehículo pasado por agua. Esto no es un problema en sí, lo que si puede provocar alguno es la corrosión que acompaña a la lluvia. Localiza las abolladuras, arañazos u otros estropicios que se encuentren en la superficie de tu coche y trata de mantenerlos secos ya que lo que puede ser una pequeña imperfección se puede agravar con el agua provocando que la pintura se deteriore.

Adquiere la costumbre de quitar las hojas secas cuando comiences la marcha. Sentimos si te gusta el “toque orgánico” que le dan las hojas al vehículo, pero has de saber que si no dejas que se aglomeren en tu capó evitarás a su vez que la superficie se corrosione.

En verano es lógico dejar el coche debajo de algún árbol aprovechando su sombra y evitando al tiempo que el sol incida directamente sobre la pintura. Pero en otoño es otro cantar porque además del problema comentado de las hojas existe el riesgo de las ramas secas que caen por la acción del fuerte viento. Tampoco debemos olvidar que los seres que viven en los árboles no tienen ningún tipo de pudor a la hora de convertir tu coche color blanco ártico en un estampado de stracciatella. Cuando te ocurra esto has de actuar lo más rápido que puedas evitar la corrosión que produce el ácido que poseen los “regalitos” con que nos obsequian estos animales. Utilizando un trapo de microfibra humedecido es suficiente para ablandar el material orgánico y poder retirarlo posteriormente.

Que no, que cuando tu coche se moja por la lluvia no cuenta como si se hubiera lavado. ¡Quítate esa idea de la cabeza! Es más si la lluvia se produce cuando está lloviendo, el efecto de la erosión es mayor. Y ya si conducimos detrás de un coche con exceso de volumen y peso vamos a ir recogiendo todo el barro o las piedras que rebotarán hacia nuestro vehículo agravando la fuerza “erosionadora” del agua.

Para darle un cuidado completo a carrocería del vehículo lo más conveniente es la limpieza a mano. Si por tiempo  o por pereza no lo puedes realizar, intenta no apuntar directamente a las imperfecciones, juntas o entradas de aire con los sistemas de limpieza a presión. Como última recomendación, y no por ello la menos obvia, lleva tu coche a un taller especializado en carrocería. Unos ojos expertos van a encontrar cosas que los nuestros, profanos ellos, no verían.

La carrocería no debe ser cuidada solamente por estética. Se debe dedicarle un tiempo para que podamos conservarla en perfecto estado el máximo tiempo posible. Son unos cuidados mínimos que no te quitarán mucho tiempo para otros menesteres, como por ejemplo entrar en nuestro multitarificador y obtener las mejores ofertas en seguro de coche que encontrarás en el mercado.

Foto: Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>