Prueba Audi TT Coupé: CO-CHA-ZO

Publicado el en Seguros de coche por Victor Martín| Sin comentarios

Prueba Audi TTLa tercera generación del, mítico ya, Audi TT acaba de salir al mercado, combinando perfectamente una línea exterior que dejará con la boca abierta a más de uno y un interior equipado con una carga tecnológica sobresaliente. Este Audi TT se posiciona a la cabeza en relación a sus compañeros de segmento, segmento que no sirve para aumentar el número de unidades vendidas, sino más bien para demostrar el saber hacer de las marcas en territorios de diseño, deportividad, tecnología…

Con esa categoría de clásico ganada a pulso a lo largo de sus tres generaciones, estaríamos faltando a la objetividad si no  marcásemos los puntos débiles que tiene este gran deportivo. Porque tenerlos los tiene. Las flaquezas de este modelo estriban en su tamaño. Es cierto que la línea deportiva adolece en su mayoría de otorgar un gran espacio a sus modelos, y el caso del nuevo TT no es una excepción. El elevado coste del modelo, incluyendo el de la versión básica, es otro de los aspectos negativos que se le pueden achacar a esta nueva versión de Audi. Nos centraremos en estos aspectos más adelante. Por ahora comencemos con el análisis del exterior.

DISEÑO

Exterior

El diseño exterior del modelo cautiva desde el primer momento. La línea exterior es la que menos ha cambiado respecto a la versión anterior. La zaga ha sufrido ligeras modificaciones centradas en una evolución de la estilización (los pilotos traseros, la forma abombada de la zaga, la caída de la luneta, los escapes redondos separados, la especie de difusor inferior, el alerón integrado…). Este hecho deja patente que Audi sabe lo que se trae entre manos, que no es otra cosa que un modelo elevado a la categoría de clásico y que está orgulloso de sus raíces.

Pasando a una vista frontal se observan unos cambios más específicos. Una mirada más incisiva y personal, una parrilla más trapezoidal y unas descomunales ruedas (con llantas de 20 pulgadas y unos enormes pasos de rueda). Elementos que suben el listón dentro del panorama automovilístico mundial.

Interior

El interior no se queda atrás a la hora de destacar en términos de diseño. Predomina una línea minimalista apoyada en una excelsa calidad de materiales y ajustes. Esta limpieza se hace patente en el salpicadero, el cual no dispone de ningún tipo de pantalla (las funciones de navegador se encuentran dentro de la maravillosa, y configurable hasta el infinito, pantalla TFT que se sitúa detrás del volante) convirtiéndose así en una llanura lisa que va desde el volante hasta el retrovisor derecho.

Prueba Audi TT 2Una vez pasado el periodo de aprendizaje del funcionamiento de los mandos de la pantalla ( así como haber configurado la gran cantidad de opciones que posee), se agradece no tener que variar el punto de vista hacia el salpicadero a la hora de consultar el TFT. Es cierto que el copiloto no va a poder echarte una mano en esos menesteres, pero el conductor gana en comodidad. Queda patente que el habitáculo se ha diseñado para la comodidad de la persona que ocupe el asiento del piloto.

El diseño el volante ayuda a esta afirmación. Pequeño, achatado por la parte inferior, cuero microperforado, ergonómicamente diseñado para agarrarlo con fuerza en zonas reviradas, levas pequeñas y al alcance de la mano…Lo único que se le puede achacar es un exceso de botonadura, por otra parte totalmente calibrada y funcional.

Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic e Individual  son los modos de conducción que permiten el modelo, destacando el “Individual” por su capacidad de personalización.

Otro de los aspectos que chirrían son los asientos. No nos entiendas mal, su precioso cuero acolchado es una maravilla, pero se hacen demasiado agresivos en la zona lumbar y empujan a los hombros hacia delante, especialmente a las personas con exceso de peso. Una pena que no se puedan regular para solventar este tipo de problemas.

Echando la vista al espacio trasero del habitáculo la cosa se complica. Son dos plazas verdaderamente testimoniales, ya que incluso una persona de uno sesenta tendrá dificultades para sentirse cómoda en estos asientos. Este hecho es tan radical que desde la redacción pensamos que es muy atrevido aventurarse a comercializar este vehículo como un cuatro plazas. Se podría haber solucionado este problema, además de añadir algo más de cubicaje al maletero (cuenta con unos escasos 305 litros), alargando 30 centímetros el lateral del vehículo.  De este modo y bajando los asientos traseros podría presumir de ser un cuatro plazas real.

DINÁMICA

En esta parte es donde verdaderamente se disfruta. Sus 230 caballos, el cambio deportivo S Tronic y la tracción a las cuatro ruedas supuran adrenalina desde el momento en que arrancas el coche. Desde su radical posición “Dynamic” el Audi TT Coupé 2.0 TFSI saca lo que se intuye desde su estética exterior. Gracias a su tracción Quattro te pegarás al suelo y sentirás las sensaciones de un motor poderoso que empuja todo lo que da de sí. A la hora de frenar y acelerar con decisión, el TT te regala unos petardeos que harán las delicias de todos los amantes de la conducción. El vehículo se  retuerce, se enfada pero no se descompone.

Estarás pensando que con estas caracterícticas y esta potencia, este Audi será un devorador de gasolina. Nada más lejos de la realidad. La media total del consumo en la prueba, con bastante circulación urbana, ha sido de 8,2-8,3 litros a los 100 km, una cifra muy aplaudible. El sistema de parada y arranque automático del motor en ciudad ayuda a este moderado consumo gracias a su perfecto funcionamiento.

 

EQUIPAMIENTO

La unidad de prueba viste el paquete S line. Cuenta con entrada por sensor y arranque por botón.  Se echa de menos más capacidad en el depósito, ya que la autonomía que proporcionan los cincuenta litros deja mucho que desear.

Esta unidad, que parte en 47.415 euros, es un 2.0 TFSI de 230 caballos con cambio automático de seis velocidades S tronic y tracción Quattro. Con el cambio manual se ahorran 2.640 euros y con la tracción delantera en vez de la mítica tracción a las cuatro ruedas de Audi,  también se ahorran otros 3.055 euros.

 

En definitiva este coche, a pesar de sus puntos flacos, es una maravilla de diseño y tecnología. Éste 2.0 con 230 caballos está muy equilibrado y hace que la adrenalina fluya por las venas de la persona que se siente al volante. El consumo, el diseño y la tecnología hacen que los fallos encontrados pasen a un segundo plano.

Has caído en las redes de este TT Coupé, y lo sabes. En el multitarificador de lapoliza.com obtendrás los mejores precios de las mejores aseguradoras.Protege tu Audi TT Coupé a partir de 310 euros al año (precio obtenido a partir de un perfil estimado de un hombre de 35 años, con residencia en Madrid, casado y que obtuvo el carné los 18 años, dispone de garaje particular para su vehículo y realiza un trayecto de unos 10.000 km al año, ha estado asegurado durante 5 años y goza de un buen historial de siniestralidad). Para beneficiarte de las ventajas que te ofrecemos con el seguro de coche que mejor se adapte a tus necesidades utiliza nuestro comparador en lapoliza.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>