Prueba del nuevo Toyota Auris Hybrid Version

Publicado el en Seguros de coche por Victor Martín| Sin comentarios

 PruebaToyota Auris HybridEn lapoliza.com estamos convencidos de que muchos de nuestros lectores están concienciados con el medio ambiente. Es una preocupación que mucho de nosotros tenemos en la cabeza. Como no se puede vivir preocupado de todo, nosotros nos encargamos de ofrecerte un seguro de coche en la comparativa de seguros de coche que te preparamos desde nuestra web. Si tienes dudas y no sabes si adquirir un híbrido o no sigue leyendo y despéjalas todas.

El modelo que probamos esta semana no es una novedad en sí mismo, es un lavado de cara del Toyota Auris que apareció en el mercado en el año 2012. Estas nuevas versiones, a las que el mundillo especializado se refiere como lavados de cara o “facelifts”, suelen aparecer unos tres años después del modelo al que revisionan, y su objetivo es pulir ciertos aspectos en los que el modelo original flaqueaba. En la opinión de nuestros compañeros de portalcoches.net Toyota ha acertado de pleno en la renovación del Auris.

En un segmento tan competitivo como es en el que se encuentra este modelo (con competidores tan afianzados como el Ford Focus, el Golf de Wolkswagen o el Seat León) es muy complicado que el Auris destaque por encima de sus competidores.  Es en su variante híbrida donde el Auris no encuentra competencia, ni en modelos ni en calidad.

Por este motivo hemos decidido hacer la prueba de esta versión híbrida, que no renuncia a las nuevas tecnologías ni a las energías alternativas que reducen la emisión de partículas dañinas para el medio ambiente.

 

Diseño

Exterior

Prueba Toyota Auris Hybrid 2El diseño exterior varía muy poco del de su precedente del 2012. Esta pobre variación no hay que tomarla como un aspecto negativo ya que  la versión anterior disfrutaba de un exterior excelente.  Con un aspecto atrevido y futurista el exterior de este modelo destaca por su morro con una línea bastante puntiaguda que se extiende a través del capó y de un inclinadísimo parabrisas. Estéticamente luce un aspecto similar a una punta de flecha, diseño que hermana la modernidad con la funcionalidad que aporta la aerodinámica de las líneas.

Desde una perspectiva lateral nos percatamos que el diseño no ha sufrido grandes cambios. Los pilotos traseros  siguen dominando por contraste con el color blanco de la unidad de prueba y con el color negro de la inclinada luneta trasera. Los ligeros toques rojizos de los elementos ópticos no desentonan con la estética general del coche, al contrario, acentúan la modernidad del diseño del vehículo.

Los cambios son más apreciables en el frontal. Todos los elementos que eran susceptibles de perder centímetros los han perdido. La línea cromada que recorre el vehículo horizontalmente le otorga una elegancia que hace que las expectativas de los más exigentes se vean cumplidas en este sentido.

 

Interior

En el interior también se pueden apreciar las mejoras que caracterizan a este tipo de versiones. El salpicadero ha bajado algunos centímetros, hecho que la redacción de portalcoches.net agradece ya que en la presentación de la versión original hace algo más de tres años detectaron una altura excesiva en el salpicadero.

Los diferentes elementos que conforman los paneles y el cuadro de mandos se han vuelto a reintegrar cambiando de lugar , disimulando el horrendo reloj Casio que cantaba de una manera evidente en la versión previa. El nivel de sus competidores generalistas se alcanza a través de un suavizado de formas y matizado de superficies que otorga al conjunto una mayor armonía.

El volante sigue siendo el mismo, y esto no puede significar otra cosa que un tacto increíble gracias al cuero microperforado con el que cuenta. La botonadura con la que está equipado sigue siendo útil  y bien posicionada. Dispondremos de  la información de carga y de utilización de batería y el motor de combustión en la esfera en la que tradicionalmente está el cuentakilómetros.

Con la palanca de cambio y los asientos son menos indulgentes los amigos de portalcoches.net. Con respecto a la primera señalan que sigue siendo  pequeña. Hay un hecho que puede parecer caprichoso, e incluso banal, pero que seguramente alguna vez le dé un pequeño uso al usuario del Auris. La palanca vuelve a su posición inicial después de haber cambiado de marcha. ¿Te preguntas que  qué tiene de negativo? Bien… piensa que estás dando marcha atrás y desde fuera te preguntan algo, desconectas con la conversación y te olvidas de que estás marcha atrás, aceleras y…¡CRASH! No pasará siempre pero con que pase una de cada mil veces es para revisar.

El fallo que han detectado en el los asientos es su rigidez, aunque esto también responde al gusto del consumidor. La butaca es demasiado firme apreciándose que no es un coche diseñado para curvear ya que en ciudad el cuerpo no se sujeta lo suficiente en giros de 90 grados. Sin embargo al disponer del espacio que suele ocupar el túnel central de transmisión, las plazas traseras son muy amplias y cómodas (en especial la central).

 

 

Dinámica

En el momento de empezar la marcha es de agradecer no escuchar el ruido del motor. La batería puede aguantar hasta dos kilómetros mientras disfrutas del silencio que proporciona la electricidad. Sin embargo es posible que no te des cuenta tampoco del momento en que entra en escena el motor tradicional. La insonorización del habitáculo es una de las mejores que se pueden encontrar en un híbrido, y muchos modelos premium enrojecerían si se compararan en  este aspecto con el Auris.

En lo que sí se nota su naturaleza híbrida es en el momento en que te dispones a pisar a fondo. Notas el esfuerzo que hace el vehículo durante los once segundos que el vehículo tarda en alcanzar los 100 kilómetros por hora. En esta situación sí que se cuela algo de ruido en la cabina, pero nada comparable con otros modelos híbridos.

Está claro que no es un coche diseñado para la deportividad, a pesar de que las suspensiones sujetan bien el coche e impiden balanceos indeseados de la carrocería. No es un coche para llevar al límite, no porque no se pueda, sino porque está diseñado para todo lo contrario. Con este nuevo Toyota  se puede disfrutar de una conducción suave y no exenta de confort mientras pones tu granito de arena en el mantenimiento de nuestro deteriorado medio ambiente.

En este sentido cabe destacar también el consumo que nos ha marcado en la prueba. Una media de 5,2 kilómetros a los 100 con una media de 150-170 kilómetros de autovía y mucha ciudad dejan un más que bueno sabor de boca en este sentido.

 

Conclusión

Es un coche concienciado con la realidad que estamos viviendo, que busca la comodidad del conductor y los ocupantes sin que pierdan la sensación de conducir un coche de verdad, útil y  moderno . Por su suavidad es muy recomendable para conductores que se toman la vida con calma y sin sobresaltos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>