Elementos del coche que debes revisar antes de pasar la ITV

Publicado el en Seguros de coche por Lucía Berruga| Sin comentarios

Revision-ITVEl tener que pasar la ITV es algo que, tarde o temprano, a todos los conductores nos toca. Por eso hoy vamos a darte unos consejos de elementos clave que tú mismo puedes revisar para que puedas pasar esta inspección técnica de tu coche sin problemas, porque sabemos que cuando llega el momento, especialmente si el coche tiene cierta edad, el temor a que el resultado sea desfavorable lo ocupa todo.

Lo primero de todo, antes de hablarte de estos elementos  debes saber que lo más importante es que tengas la documentación en orden y buen estado: permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica y seguro; si estuviese en mal estado deberás duplicarla antes.

Y ahora si pasamos a los elementos básicos que debes revisar para pasar la ITV:

Luces

Siempre deben funcionar, en cualquier circunstancia, asegúrate de que todo funciona probando varias luces simultáneamente sin arrancar el motor. Lo de probarlas a la vez se debe a que el fallo se produce al funcionar un conjunto concreto de bombillas, y lo de no encender el motor porque así podremos comprobar la marcha a atrás a la vez que vemos luces de freno, intermitentes y el antiniebla trasero. Para comprobar que funciona un truco puede ser poner el coche cerca de la pared para ver cómo las luces brillan sobre ella.

Otras dos anotaciones: revisa que los faros estén en perfecto estado, para que no pueda entrar agua ni cuando llueva, y en lo referente a las bombillas si, por lo que sea, no son homologadas cámbialas por unas que si lo sean para pasar la ITV

Limpiaparabrisas

Simplemente aquí debes comprobar que las escobillas funcionan de la forma correcta, si no es el caso deberás limpiarlas o, en el pero fe los casos, sustituir la goma, especialmente si esta tiene grietas o se ve deteriorada.  El otro punto de los limpia es que los chorros de agua funcionan llegando a una zona lo suficientemente amplia para permitir la visibilidad; si están obstruidos y no limpian con normalidad basta con que los limpies con un alfiler, y si están desviados podrás redireccionarlos haciendo un poco de palanca.

Por último te aconsejamos que lleves lleno el depósito de agua de los limpiaparabrisas, para que si al pasar la ITV quieren probarlos a conciencia no se queden cortos; ya sabes: mejor que sobre y no que falte.

Líquidos

Es importante que el nivel de los líquidos de nuestro coche sea el correcto, ya que un nivel bajo de refrigerante o de aceite pone en riesgo el motor del vehículo e incurrirías en una falta grave y podrían hacer que volvieses de nuevo a pasar la ITV cuando los niveles fuesen correctos.

Para comprobar que estamos en el nivel correcto  de los líquidos del coche es importante que el motor esté frío, aunque en los motores diésel se recomienda hacer unos cuantos Km para verlo con más claridad.

Puertas y ventanillas

En este caso debemos hacer lo mismo que hará el técnico de la ITV: abrir las puertas desde fuera y desde dentro, bajar las ventanillas y abrir el maletero y el capó.

Los detalles básicos son que los cristales de las ventanillas no se vean demasiado rallados, así como que no tengas grietas, especialmente en lo que a la luna delantera se refiere; si la luna delantera estuviese dañada debes repararla antes de ir, sobre todo si están en la zona de visión del conductor.

Cinturones:

Es importante que saques los anclajes para que estos estén en su lugar… ya que si, sobretodo, tienes asientos abatibles los anclajes podrían quedar ocultos; si es el caso sacarlos y colócalos correctamente.

Lo siguiente que debes hacer es ver que los cinturones frenan, lo que podrás comprobar dando un tirón seco, así como que vuelven a su lugar cuando soltamos. Por otro lado deberás fijarte en que los anclajes fijan y liberan correctamente el cinturón de seguridad.

Neumáticos

Fundamentales también: son lo que une tu coche con la carretera, por lo que debes tenerlos bien cuidados. La norma dice que el dibujo no debe ser inferior a 1,6 mm y, para guiarnos, debemos seguir los testigos que los fabricantes ponen a lo largo y ancho de la goma, fijándonos en que el desgaste no llegue hasta ellos, así como que la presión sea la correcta.

Revisa el neumático en todo el ancho de la banda de rodadura, ya que puede parecer que no está desgastado en el exterior pero que si lo esté en el interior.

Otros

Claxon:

Comprueba solamente que funciona bien y que no hace ruidos raros al usarlo.

Matricula:

Mira que no esté en mal estado y que, si tiene pequeños desconchones, estos no afecten a la lectura de la misma. En el caso de que tenga algún pequeño golpe conviene enderezarla.

Limpieza:

No afecta a la seguridad, pero que nuestro coche se vea cuidado y limpio (por fuera y por dentro) predispondrá positivamente a la hora de calificar los posibles fallos.

Otros desperfectos:

Mira que la carrocería no tenga superficies cortantes, así como que los retrovisores o paragolpes no estén sueltos.

 

Esperamos haberte ayudado para que, cuando tengas que pasar tu siguiente ITV, vayas con todo revisado para que estés tranquilo. Además, si quieres tener tu coche siempre en las mejores condiciones y que para ti la ITV sea algo rutinario, contrata tu seguro de coche con lapoliza.com y consigue las coberturas más completas al mejor precio.

 

Foto Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>