Situaciones que no te cubre tu R.C de coche

Publicado el en Seguros de coche por Aída Holguera| Sin comentarios

Seguro-coche-Responsabilidad-Civil-Aseguradora-Coche¿Quién no recuerda aquel hombre que empotró su coche contra la sede del PP? Sabemos que tu idea al coger el coche no es esa (o sí, quién sabe…) pero nunca tienes la certeza de que no te vaya a ocurrir. Un día de estos conduciendo puede que se te vaya el volante de las manos por ir despistado o emocionado con ese ‘temazo’ que suena en la radio y acabas estrellando el coche en el garaje, en la calle, o, porque no, contra la sede de un partido político. A este hombre su aseguradora no le cubrió el golpe, ¿quieres saber que te cubre a ti?

La Responsabilidad Civil es la póliza de seguro indispensable para la movilización legal del vehículo, con estas coberturas el cliente queda asegurado ante los daños a terceros pero al ser justo esto, una cobertura de daños a terceros, no puede cubrir ningún daño propio, ni al cliente ni a su vehículo. Debes conocer entonces cuáles son los casos que no cubre tu R.C, por si las moscas.

Casos no cubiertos por el seguro

Si se produce un choque contra un familiar las aseguradoras tienden a pensar que es un fraude, por lo que solo están cubiertos los daños si la relación entre los implicados es hasta de tercer grado de consanguinidad.  Y puestos a sospechar, las aseguradoras tampoco se fían de los golpes entre vecinos o compañeros de trabajo, pero claro, esto deben de demostrarlo.

Muy pocas aseguradoras te cubrirán los daños del coche si estabas circulando por ‘vías no aptas’, es decir, fuera del asfalto; tampoco le darán asistencia mecánica en muchos ocasiones. De todos modos no siempre es así y hay algunas aseguradoras que si tienen cobertura para estos casos, puedes descubrir cuáles son en nuestra página web.

Otra ocasión donde, esta vez, ninguna compañía se hará cargo del arreglo de los daños resulta cuando su coche provoca un siniestro y no ayuda a los accidentados o sale huyendo, además de ser un grave delito penado por la ley. De todos modos tu compañía si se encargará de indemnizar a las víctimas del accidente y el coste de los daños de sus vehículos.

Si por mala suerte se produce una catástrofe natural ninguna de las aseguradoras te cubrirá los daños por inundación, terremoto, ciclones… Tampoco en caso de terrorismo, manifestaciones, motines, huelgas o casos excepcionales como guerras o accidentes nucleares. Otro caso que no cubre es la situación en la que has embarcado tu coche y el barco se va a pique, estos daños van por parte del seguro del propio barco.

Si te van las emociones fuertes como las carreras de coches (legales o ilegales) o pruebas en circuitos, tu aseguradora no estará dispuesta a cubrirte los daños por esas tres vueltas de campana que diste adelantando a tu mítico rival imitando a Vin Diesel en ‘A todo gas’.

No homologar el tuneo de tu coche ni comunicárselo a la aseguradora puede ser una traba, ya que al sufrir un accidente la aseguradora puede cubrirte los daños causados a terceros pero no los de tu coche, ya que el vehículo tuneado no es el que figura en el contrato. Además de que algunas pólizas no aceptan coches tuning, pero si existen seguros específicos para esto.

Si le dejaste el coche a tu hijo menor de 25 años o con menos de dos años de carnet muy pocas aseguradoras se harán cargo de los daños a terceros frente a un accidente, a no ser que su nombre figure en la póliza. Si además tu hijo no tiene carnet será multado y podrá ir a prisión.

Las aseguradoras no se hacen cargo de actos de mala fe, desafíos y riñas, es decir, que las reclamaciones que surjan a partir de acciones malintencionadas o de apuestas o discusiones no serán válidas.  Como tampoco se te valida reclamaciones de daños que hayan sido causados en el ejercicio de tu profesión, servicio o actividad.

Por lo visto hay numerosos casos en los que las aseguradoras no están dispuestas a cubrir los gastos de estos daños, no cubre al completo todas tus necesidades, por esta razón las distintas aseguradoras han ido desarrollando coberturas, para completar esta póliza, puedes comparar y descubrir la mejor de ellas para ti y tu vehículo en nuestra página web Lapoliza.com.

Otras modalidades de Responsabilidad Civil: personal, ampliada, voluntaria…

Estas coberturas complementan la RC obligatoria, consiste en cubrir la cantidad económica que exceda el límite ya pactado de la indemnización, un gasto que deberías afrontar tú teniendo un seguro con coberturas básicas.

Las Responsabilidad Civil Voluntaria te ofrece además otras coberturas como: el desplazamiento involuntario del vehículo al estar mal puesto el freno de mano; un objeto que se desprende de la baca mientras conducimos e involucra a terceros o un menor sin carnet que utiliza el coche familiar y sufre un accidente.

Toda prevención es poca, a parte de tener un seguro con las mejores coberturas para ti mantente siempre atento al volante, ponte el cinturón, respeta las señales y sobretodo, disfruta del recorrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>