Trucos para alargar la vida de tu coche

Publicado el en Seguros de coche por Aída Holguera| Sin comentarios

Todo el mundo sueña con el coche de sus sueños y una vez que lo consigues, después de mucho esfuerzo trucos-coche-para-durar-mas-tiempoy dinero, lo cuidas como si de tu bebé se tratara. Para tenerlo siempre perfecto procuras tenerlo siempre limpio para que se vea bonito y lustroso, y para protegerlo de cualquier daño cuentas con el mejor seguro de coche.

Para que tu vehículo esté siempre contigo, ya te contamos una vez qué no debes hacer con tu coche nuevo, ahora para que te dure lo máximo posible, sigue estos trucos que te aconsejamos. Pues aún es muy pronto para decirle adiós a tu querido y preciado auto.

Trucos para que tu coche dure más tiempo

Debes de cuidar bien todas las partes que conforman tu vehículo si quieres que este sea tu compañero de viaje durante muchos años.

Neumáticos

Los neumáticos es una parte imprescindible del coche y por eso merecen mucha atención. Tienen que estar en un estado perfecto pues influyen en la estabilidad del coche y en su seguridad.

Si tienes los neumáticos en un buen estado esto puede hacerte ahorrar hasta un 10% en combustible. Si la profundidad del dibujo es inferior a 3 milímetros es necesario cambiarlos.

Tienes que estar atento a la presión de los neumáticos, pues si tiene una presión baja, el neumático se calentará mucho y supone un grave peligro. Revisa los neumáticos siempre antes de salir de viaje y también, normalmente, para tener un control sobre ellos.

Debes de tener mucho cuidado al aparcar y los golpes a bordillos. Si no se cuida la goma o la presión se producen daños en la estructura de la rueda y los neumáticos se volverán defectuosos. Aparcar golpeando los bordillos también puede afectar a la suspensión haciendo que pierda sus cotas. Por esto, ten mucho cuidado al aparcar, utiliza maniobras.

Aceite

Revisa el nivel de aceite a menudo y atiende al periodo máximo de tiempo entre los cambios de aceite. Es muy importante que cuando se encienda el testigo de medición del nivel de aceite no esperes a rellenarlo, hazlo inmediatamente.

El cambio de aceite es la mejor manera de garantizar que tu motor esté lubricado, limpio y libre de peligros. Los aceites tienen un tiempo de vida y es necesario cambiarlo cuando este haya perdido sus propiedades, si tiene contacto con el aire también pierde sus propiedades. La falta de lubricante puede ocasionar graves daños en el motor.

También hay que saber que el aceite tiene un kilometraje óptimo tras el que hay que renovarlo. Después de muchos kilómetros no se garantiza que el aceite tenga al 100% sus propiedades lubricantes. Compruébalo al menos una vez al mes.

Revoluciones

Los coches necesitan calentar antes de empezar el viaje. Es muy importante que esperes a que el vehículo coja la temperatura adecuada, no subas las revoluciones de manera brusca.

El coche no alcanza una temperatura adecuada para funcionar sin presión hasta que no han pasado 10 minutos. El aceite tiene que tener una temperatura mínima para que pueda lubricar bien todos los puntos.

Por las mañanas, te aconsejamos, que al arrancar el motor mantelo al ralentí antes de ponerte en marcha. Con esto te aseguras que el lubricante tiene la temperatura correcta. Esto es muy importante sobre todo en invierno y si tu coche duerme en la calle.

Maletero

Si no necesitas lo que hay dentro del maletero, vacíalo. El peso extra que llevas en el coche puede provocar un desgaste prematuro de los sistemas de funcionamiento y gasta más combustible.

Cuanto más peso lleves en el coche más esfuerzo tendrá que hacer el motor. Llevar mucho peso gastará también los amortiguadores y los neumáticos.

Si tienes que llevar bultos y maletas, lo mejor es que infles más los neumáticos.

Viajes cortos

Evitar los desplazamientos cortos en los que el coche no llega a alcanzar tu temperatura correcta, pues el funcionamiento el frío aumenta el desgaste de las piezas e impide que el aceite se caliente.

Si el vehículo no ha conseguido su temperatura idónea, el agua se queda en el escape o en el motor, se convierte en vapor y se expulsa del coche a través del sistema de ventilación o por el tubo de escape, convirtiéndose en óxido que dañará las partes metálicas internas del coche.

Lava el coche frecuentemente

Después de un viaje largo, una excursión al campo o un uso diario, es muy importante que laves el coche con frecuencia y de manera correcta. La suciedad resulta corrosiva para la pintura y puede provocar problemas de óxidos en los bajos.  Por esto es importante retirar pronto las manchas incrustadas.

Un consejo que te damos es que realices un prelavado con la pistola de alta presión para eliminar la suciedad de las zonas más difíciles.

En invierno, cuando se esparce sal por las carreteras, este elemento es perjudicial pues provoca corrosión en tu coche. Tienes que lavarlo a conciencia y aplicar agua en los bajos para limpiarlos bien.

Revisa los radiadores para comprobar que no hay fugas o elementos que los obstaculicen.

Para que tu coche dure mucho tiempo no solo hay que cuidarlo estéticamente e internamente, sino que también debes de protegerlo con un seguro de coche que cubra cualquier incidente que pueda ocurrir con él. Si aún no tienes un compara entre las mejores compañías aseguradoras en lapoliza.com y descubre cuál es el seguro que mejor se acopla a ti y a tu vehículo. Llámanos al 911 33 70 65 para cualquier consulta ¿hablamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>