¡Mantén tu casa caliente y ahorra!

Publicado el en Seguros de hogar por Victor Martín| Sin comentarios

Si eres de los que, como a la mayoría de nosotros, el cambio de estación te deja tiritando, ya no por el frio si no por el aumento del gasto de energía en calefacción, tranquilízate. Hoy te vamos a echar un capote para que aísles tu hogar de una manera efectiva, y así, reduzcas entre un 20 y un 40 por ciento el gasto en calefacción. Cuando lleguen los días más fríos lo más aconsejable es mantener la casa en una temperatura constante durante el día de unos 20 grados, suficiente si los días no son extremadamente fríos. Con este calor constante durante el día la temperatura se mantendrá por la noche entre unos 15 y 17 grados. Debemos centrarnos especialmente en que este calor no se pierda.

Primer paso: puertas y ventanas

Para evitar un escape masivo de temperatura por las puertas, sobre todo por las exteriores, es imprescindible que los cantos, los burletes y la parte inferior de las puertas estén selladas y/o aisladas.

En el caso de las ventanas tenemos que asegurarnos que permanecen perfectamente cerradas durante toda la mayor parte de la jornada. Los diez minutos que las dejaremos abiertas permitirán que no se acumule la humedad dentro del habitáculo. Si aun estando las ventanas cerradas notamos que sigue corriendo el aire deberemos tomar cartas en el asunto y reparar las fugas mediante silicona o algún otro remedio.

Una buena inversión, que a la larga hará que ahorres un dinerito en tu factura de combustible, es instalar cristales con un aislamiento térmico reforzado. Con la cámara de aire seco que incorpora el sistema y el tratamiento especial de la cara interna del vidrio pueden llegar a ahorrar hasta un 70 por cierto de energía, cosa que compensa su elevado coste a la larga.

Atención a cortinas y persianas

Cuanto más gruesa sea la cortina que utilizas en casa para los meses más fríos, más calor mantendrás dentro del habitáculo. También debes prestar atención a el material de su fabricación, siendo más recomendables aquellos que son aislantes.

Para los días soleados es inteligente  aprovechar el calor y la luz del sol al máximo. Todo lo contrario ocurre en los días nublados, en los que se recomienda cerrar las persianas y correr las cortinas, así evitaremos la pérdida de calor.

Utiliza inteligentemente las rejillas de ventilación

Las rejillas de ventilación son imprescindibles para que nuestros baños se ventilen bien y para que evitar  la condensación pero… ¡CUIDADO! Es un foco de pérdida de calor en los meses fríos. La mejor opción es optar por el tipo de rejilla que se puede cerrar y abrir a voluntad ya que así podemos beneficiarnos de su función sin pagar el precio de perder calor.

Con este tipo de medidas podrás ahorrar entre  500 y 2.000 euros al año según FENERCOM (Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid). Sigue ahorrando después de seguir estos consejos entrando en el multitarificador de lapoliza.com en el que tenemos las mejores tarifas del mercado de Seguros de Hogar.

Foto: Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>