Consejos para ahorrar en invierno con el consumo energético

Publicado el en General, Seguros de hogar por Lucía Berruga| Sin comentarios

radiador-inviernoEl invierno, cuando se comporta como debe ser esta estación, nos trae un frío polar que necesitamos combatir, generalmente, con un aumento del consumo eléctrico y del gas dentro del hogar.

Entonces… ¿sería posible ahorrar y reducir nuestras facturas durante el invierno? Pues sí que lo es, aunque parezca imposible porque la tendencia suele ser todo lo contrario, se puede conseguir reducir el consumo de energía y, con ello, las facturas.

A continuación, para complementar aquel artículo que hicimos sobre Cinco consejos de ahorro en el hogar  vamos a exponer algunos consejos o trucos para que os aseguréis que este invierno, no solo de que no estáis haciendo un consumo innecesario, sino que además el consumo que hacéis es más eficiente y sostenible.

Comprueba y mejora el aislamiento de la vivienda

Comprueba las puertas y ventanas para asegurarte de que no hay ningún tipo de fuga y que estas quedan cerradas correctamente, ya que si no lo están tendrás un consumo mayor que se estima en un 15% más. Si ves que tienen rendijas o que no cierran bien puedes sellarlas con tiras de caucho, espuma o silicona autoadhesivas en la parte inferior de la puerta de entrada o en los contornos de las ventanas.

Además, si estás pensando en reformar tu casa puede ser un buen momento para instalar un buen aislamiento en las paredes exteriores (y en los techos si vives en la última planta), así como poner vidrio doble bajo emisivo y marcos de PVC (según las posibilidades económicas de cada uno).

Revisa la calefacción

Una vez al año debes pasar la revisión de tu calefacción para comprobar que funciona correctamente y de forma eficiente. Si eres de los que tienen una calefacción con muchos años de vida deberíais plantearos si os es posible cambiarla… ya que esto hará posible que os ahorréis hasta casi un 50% en el consumo del gas.

Si por ejemplo tienes radiadores eléctricos puedes sustituirlos por bombas de calor de clase A o superior.  Respecto al termostato se recomienda graduarlo en 20 grados centígrados y estar abrigado dentro de casa; no tiene sentido tener la casa a tanta temperatura que estés en tu salón en manga corta en invierno (como tampoco lo tiene estar en verano con sudadera debido al frío del aire acondicionado). Piensa que cada grado que sumas a la temperatura es un 7% más de consumo.

Por ello también puedes instalar termostatos por zonas de la casa o llaves termostáticas en los radiadores para regular la temperatura de forma automática por estancia de forma independiente, para poder apagar el radiador cuando se alcance la temperatura que se desea.

¿Qué pasa si tengo calefacción y/o el agua caliente central?

En estos casos no depende de ti… pero puedes proponer a la comunidad que instale contadores individuales o estimadores de coste de consumo, algo que el año que viene, técnicamente, va a ser obligatorio para que cada uno pague lo que consume. Esto hará que seáis una comunidad más eficiente ya que así no pagaras lo de los demás y así el vecino que le echa morro (que siempre hay alguno), al pagar lo que gasta, se lo pensará dos veces antes de abusar de la calefacción central.

En invierno y durante el resto del año

Sin embargo hay gastos que siempre podemos hacer más sostenibles, en invierno… y en cualquier época del año.

Luces

Intenta aprovechar la luz natural al máximo, así como usa bombillas de bajo consumo y lámparas fluorescentes compactas; además evita dejarte las luces encendidas cuando salgas de la habitación.

Frigorífico

Asegúrate de descongelarlo de manera regular ya que cuando se genera escarcha, si no lo descongelamos, puede llegar a consumir casi un 20% más. Así mismo revisa que la puerta quede herméticamente cerrada para que no consuma demás, una buena forma de comprobarlo es si pones una hoja de papel en la puerta y esta se sujeta, en ese caso el cierre es hermético, si no lo hiciera no lo es y tendríais que cambiarlo.

Aparatos eléctricos

Los ordenadores, televisores, minicadenas, equipos de vídeo… todos aquellos aparatos eléctricos que no uses no deben quedarse encendidos ni en posición stand by ya que generan un consumo pasivo de energía donde esta se desperdicia debido a que, aunque esté en pausa o en reposo, sigue conectado a la alimentación eléctrica y, por lo tanto, sigue consumiendo.

El agua

Para usar el agua de forma eficiente evita hervir más de la necesaria cuando cocines, y hazlo preferentemente con una olla a presión, o si no tapa la olla para que suba la temperatura y se haga lo antes posible con el menor consumo posible.

Por supuesto dúchate en vez de bañarte y pon la lavadora a carga completa con el programa más corto para conseguir un buen lavado pero siempre eficiente. Para secarla intenta usar el sol del invierno, ya sabemos que no calienta igual que el del verano pero si no usas la secadora te ahorrarás un dinerín.

 

Esperamos haberte ayudado a ahorrar un dinerito en estos días fríos en los que tiramos de agua caliente y de calefacción para sobrevivir fuera de nuestro sofá y nuestra manta. Y si además quieres proteger tu casa pase lo que pase confía en nosotros para contratar tu seguro de hogar al mejor precio y con las mejores coberturas.

 

Foto Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>