Lo que el viento se llevó

Publicado el en Seguros de hogar por Ana Roca| Sin comentarios

vientoPero no, no estamos hablando de los 238 minutos de luchas contra viento y marea de Escarlata O’Hara y su “a Dios pongo por testigo…”. Y todos la conocemos, pero reconoced que no, que este año tampoco os habéis sentado a verla enterita y sin interrupciones (normal, si casi hace falta pedir un día de asuntos propios en el trabajo).

El caso es que la famosa película de Víctor Fleming es muy similar a las coberturas básicas de los seguros de hogar. Ambas hacen –por lo menos- referencia al fenómeno atmosférico del viento, y con las dos -peli y coberturas del seguro- pasa igual: todo el mundo sabe que existen, pero muy pocos las conocen en profundidad.

Aclarando conceptos

Pero tranquilidad, que en lapoliza.com le vamos a poner remedio (a lo del seguro de hogar, que lo de la película se arregla fácil con una tarde de sofá y mantita).

Es importante conocer las coberturas que ofrece nuestro seguro de hogar ante las inclemencias del tiempo, porque aunque en España estemos mucho más preocupados por la falsedad de los trajes de Sus Majestades de Oriente que de los fenómenos atmosféricos, si de repente tenemos que enfrentarnos a fuertes de rachas de viento –o diluvios de Noé- nos dedicaremos a quejarnos a nuestro seguro de hogar (y más de uno también pensará: “No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. Jamás.”) Por ello más vale ponernos al tanto cuanto antes.

¿Qué cubre mi seguro de hogar?

No todas las compañías aseguradoras siguen una pauta fija en las coberturas de los seguros de hogar, pero lo habitual en prácticamente todas es que se incluyan los daños producidos por fenómenos atmosféricos, entre los que se encuentran los daños por lluvia, viento, pedrisco o nieves, y cada compañía establece sus propios límites en cuanto a intensidad, velocidad, etc.

Vientos polares destrozahogares

En el caso concreto del viento, las compañías suelen establecer un intervalo de entre 70km/h y 90km/h. Si los vientos –por muy fríos, borrascosos, huracanados e intempestivos que tú los veas- no han llegado al mínimo establecido por la compañía, tu seguro de hogar no cubrirá los daños ocasionados por las travesuras del dios Eolo.

Pero cuidado porque no todo está incluido en el seguro, como los muebles voladores que se escapan del jardín.

Porque aunque obviamente estos elementos son los que más van a sufrir las inclemencias del tiempo, su cobertura dependerá de la póliza del seguro de hogar que tengas contratada, pero no suelen estar incluidos (claro porque a quién se le iba a ocurrir poner una mesa de jardín en el jardín, menuda absurdez, por favor…). Lo que sí estaría cubierto es la rotura de una ventana de nuestro precioso chalecito, si una silla decide coger impulso y descargar toda su rabia contra ella (pero recordad, ese impulso siempre por encima del mínimo, dato importante.)

Tempestad ciclónica atípica

Últimamente se ha puesto muy de moda entre los seguros de hogar soltarnos semejante exabrupto, como si nos fuéramos a asustar por tres palabritas de nada. No, no, no. Lo que hay que hacer para que nuestro seguro lo cubra es demostrar que tu viento huracanado particular superaba el mínimo de velocidad (no como James Rodríguez, que multitriplica el máximo) aportando un informe meteorológico, o los daños similares que han sufrido las casas en pocos kilómetros a la redonda.

Bueno y ahora que ya tenemos un poco más claras las coberturas del seguro de hogar, si el viento se ceba con nuestro jardín, lo único que nos queda por hacer es contratar el mejor seguro de hogar con lapoliza.com, y por supuesto, sentarnos a disfrutar sin preocupaciones de “Lo que el viento se llevó”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>