Tipos de hipotecas

Publicado el en Seguro de vida, Seguros de hogar por seguro-mas-barato| Sin comentarios

Los tiempos dictan que conseguir una hipoteca para comprar una vivienda es un camino dificil. Una vez que se logra acceder a una, surge la incertidumbre sobre cual es la opción que más nos interesa. La mayoría de hipotecas formalizadas en España responde a un interés variable. Pero hay más opciones como hipotecas de tipo fijo y las más recientes, o de menor acogida hasta el momento, productos mixtos o con interés fijo.

Tipos de hipotecas. Ventajas e inconvenientes

  • Hipotecas de tipo fijoTipos de hipotecas. Seguro de hogar. Seguro de vida

Estas hipotecas se caracterizan por mantener el tipo de interés que se contrate en el plazo inicial durante el plazo de vida del préstamo.

Garantizan seguridad ya que la cuota a pagar va a ser fija en el tiempo, sin sorpresa de subidas ni de variaciones a razón del Euribor, lo que permite calcular el gasto fijo familiar.

Como inconvenientes, las comisiones por amortización parcial y total tienden a ser más altas, lo que condiciona las posibles aportaciones extra para saldar con antelación la deuda.

  • Hipotecas de tipo mixto

En las hipotecas de tipo mixto, se fija un interés fijo durante los primeros años y posteriormente se fija un interés variable, plazo que se mantiene hasta 30 años manteniendo el vencimiento inicial invariable. Los plazos de amortizaciones y comisiones suelen estar fijados en la línea de las hipotecas variables, más ventajosas que en plazo fijo, pero con mayores compromisos.

Es posible que coincida un ciclo económico de tipos al alza mientras la hipoteca se rige por un fijo y la cuota se mantenga, o al contrario que cuando estamos con el tipo variable, los tipos sean al alza.

  • Hipotecas de tipo variable

La cuota se ajusta en cada revisión de la cuota que se modifica según el índice de referencia que se acordó en el contrato.

Si el tipo de interés baja, se reduce la cuota en el momento de la revisión, pero nuestra hipoteca dependerá de los ciclos económicos.  El plazo de amortización de este tipo de préstamos es más largo. Las comisiones suelen ser más reducidas o nulas.

Al ser variable, puede sufrir un gran aumento, si los tipos tienden al alza. La parte positiva es que no se espera que se produzca este hecho. Los expertos prevén que el precio del dinero siga bajando.

Debes contratar la hipoteca que más se ajuste a tus necesidades y negociar bien las condiciones con el banco: el diferencial que se suma al tipo de interés, las cláusulas que se aceptan al rubricar el contrato o los seguros que obligan a contratar (seguros de hogar y seguros de vida). Los bancos no son agentes de seguros ni están especializados en el sector, por lo que los seguros que ofrecen no se ajustan a nuestras necesidades ni nos ofrecen las mejores coberturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>