Particularidades de tu Seguro de Moto

Publicado el en Seguros de moto por Victor Martín| Sin comentarios

coberturas_seguros_motoDe la misma manera que no se puede comparar Star Trek con Star Wars, Marvel con DC o a los Rolling con los Beatles; las motos y los coches no son lo mismo. Por esta razón debes saber en qué se diferencian los seguros de coche y de moto.

Si te dispones a contratar un seguro de moto, y tu experiencia en el campo de los seguros se reduce a los de coche, estas son las diferencias que debes conocer.

Como norma general el seguro de moto (sobre todo los ciclomotores y motos de cilindradas más bajas) suelen ser más baratos que los de coche. Para motos mayores o clásicas los precios de los seguros sí que ascienden, al igual que las coberturas, que otorgan un servicio más completo.

Debes tener en cuenta que la moto pierde valor más rápidamente y de una manera más abrupta que un coche. Por este motivo los seguros a todo riesgo se prodigan menos en el ramo de la moto. Por ejemplo, la prima contratada para el seguro de moto puede superar rápidamente el valor real del vehículo o el que está dispuesto a pagar la aseguradora.

 

Coberturas típicas de coche

Al contrario de lo que ocurre en el ramo de los coches, la cobertura todo riesgo o todo riesgo con franquicia no se suele ser habitual en moto. En la opción de franquicia toma lógica debido al alto coste que supone un siniestro total del coche, no se extrapola al caso de las motos, ya que la indemnización que se suele dar en estos casos es menor. En las coberturas de incendio y lunas ocurre algo similar, ya que el riesgo de incendio es mayor en caso de los coches y la mayoría de las motos no tienen lunas que se rompan.

 

Coberturas más extendidas en moto

Algunas de las coberturas que se dan más en moto, debido a la naturaleza misma del vehículo, son las de caídas y las de pinchazos. El problema de sufrir un pinchazo con tu coche se reduce a saber cambiar la rueda de repuesto por la pinchada. En el caso de la motocicleta es más complejo ya que no se dispone de rueda de repuesto y el hecho de cambiarla por uno mismo se puede convertir en una ardua tarea por su complejidad.

La cobertura contra golpes también está disponible en algunas modalidades de seguros de coche, sobre todo en las de todo riesgo. Pero salvando esta cobertura, este tipo suele estar más extendida dentro de los seguros de moto. La diferencia más palpable es que un pequeño golpe en una motocicleta puede traducirse en una llamada a la grúa.

En el caso de llevar ocupantes en el coche todos estarían asegurados, incluso más protegidos que el propio conductor. En el seguro de moto se debe contratar esta cobertura para proteger a los acompañantes que compartan el viaje contigo y sufran un accidente.

Es muy habitual  la cobertura de los bienes dentro de los coches. Es menos corriente en el caso de las motos, ya que los objetos que se guardan en uno y otro son diferentes, en términos de cantidad, tamaño y  capacidad del vehículo para almacenar. Por este motivo muchos moteros prescinden de este tipo de cobertura.

 

Y en caso de accidente, ¿qué cubre mi seguro de moto?

Para poder circular con una moto de una manera legal se debe estar en posesión de un Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio. En caso de accidente y con esta modalidad de seguro los daños causados a terceras personas están cubiertos.

Pero en caso de accidente  ¿qué les cubre realmente el seguro a los terceros? Los daños materiales tales como averías o deterioro a otra moto o coche, mobiliario urbano… Los daños físicos causados por el accidente también están cubiertos. Sin embargo al no ser tú mismo un “tercero” no te cubrirá daños propios, a no ser que dispongas de alguna cobertura adicional.

Existen situaciones especiales que tampoco son cubiertas por tu seguro. Si te estrellas contra una perfumería, por ejemplo, el seguro cubre los daños materiales causados, pero si se necesita a alguien de seguridad para que vigile que la tienda no sea robada a causa de la avería que provocaste, el coste de contratar a esa persona corre por tu cuenta.

Existen coberturas adicionales que puedes contratar tales como coberturas contra robo, ante daños propios, incendios…

 

Consecuencias de no tener en vigencia tu seguro

 Las sanciones o multas administrativas impuestas por la Policía o la Guardia Civil de Tráfico  pueden variar desde 600 euros hasta más de 3.000 de pendiendo de la gravedad del accidente. Si en el momento del siniestro no dispones del seguro mínimo obligatorio correrás con todos los gastos correspondientes a los daños causados, tanto a terceros como personales.

Si estás pensando contratar un seguro de moto te emplazamos a nuestro multitarificador donde encontrarás las mejores tarifas dentro de los seguros de moto. Si tienes dudas acerca de las coberturas y de otros aspectos relacionados con tu seguro te atenderemos en el 911 337 068.

 

Foto: Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>