Venta de piezas de motos robadas

Publicado el en Seguros de moto por Aída Holguera| Sin comentarios

venta-piezas-moto-robadaEn España, cada día, se roban alrededor de 120 motos cada día. Parece ser que en este país eso de robar es algo que nunca se pasará de moda, pues estamos de los primeros en ránquines de robos europeos. Las ciudades de España en las que más se roban motocicletas son Barcelona y Cádiz, y la frecuencia con la que se roba va aumentando.

El destino o el objetivo del robo de motos se deben sobre todo a la venta por piezas o la venta en mercados negros, normalmente de nuestro vecino el norte de África.

Robo de motos

Cada seis minutos una moto es robada en España, situando las comunidades de Cataluña y Andalucía (las más pobladas) como las primeras en el ranking y dejando a Madrid en tercera posición con un 1,52% de todas las motos robadas.

La estación del año donde más se producen robos de motos es en otoño, en un 35% de los casos. Le sigue el verano con un 30%, la primavera con 21% y el invierno con un 14%.

El robo de piezas de motos

Estos robos no son algo puntuales ni casuales, si no que existen bandas españolas con jóvenes de entre 20 y 27 años, que se dedican a robar las motos para después venderlas a piezas, clonarlas con otras y venderlas por internet.

El mercado negro de las piezas de moto por internet no para de aumentar, y no es de extrañar, pues cada vez está todo más preparado para un robo perfecto. En primer lugar, estas bandas, ojean y localizan los lugares de la ciudad con más presencia de motos, esto suelen ser garajes públicos y privados, en especial los que se encuentran en la calle. ¿Sabes qué tienes que hacer si te roban la moto? Míralo en este post: qué hacer si te roban la moto

Cuando ya tienen fichada a su presa, las bandas se recogen en furgonetas y “salen de caza”. En una jornada pueden llegar a recopilar hasta cinco motos. Su modus operandi no es violento, solo las montan a pulso e incluso se llevan las cadenas de pitón si la tiene puesta en las ruedas de la moto.

¿Dónde las llevan después? Pues estas bandas trasladan las motos a talleres clandestinos o naves donde quedan ocultas. En apenas unas horas, la moto ya está despedaza y lista para vender. También suelen clonar las piezas con otras que han sufrido siniestros, aprovechando el número de bastidor de estas. Para maquillar y que no les pillen, utilizan marcas y modelos idénticos a las motos robadas.

Tras hacer esto comienza la venta por internet. Ponen el anuncio en portales generalistas especializados con un contacto casi siempre vía correo electrónico. Lo tiene todo muy bien preparado, pues si el comprador se encuentra lejos de la zona de venta utilizan empresas de mensajería o incluso transporte de motos.

El precio depende básicamente del conocimiento del cliente sobre la procedencia del producto. Si el cliente cree que es una moto legal se reduce máximo un 20% del precio original. Si el comprador sabe que la venta es ilícita puede tener una rebaja de hasta un 60%.

Las motos más robadas

Los ladrones de motos tienen una lista de las motos más golosas para el mercado. Por ejemplo, se suele robar las motos que más se vendan, pues cuanto más se compra ese modelo más demanda hay de piezas. En Barcelona, por ejemplo, la moto más robada es el Honda Scoopy 125.

En este mercado negro abunda sobre todo en la actualidad la venta de «scooters» de gran cilindrada, de entre 125 y 500 centímetros cúbicos.

Las motos deportivas de 600 y 1.000 cc,  son uno de los objetivos preferidos debido a que sus piezas son caras, fáciles de vender y además, pueden ser utilizadas en circuitos sin necesidad de documentación. Con esto último, las motos no matriculadas dedicadas a la competición tampoco necesitan documentación, por lo que es tentador.

A continuación te hacemos una lista de los modelos de motos más robados:

  • HONDA Scoopy 125.
  • YAMAHA T-Max 500.
  • HONDA Scoopy otras versiones (300, 150…).
  • YAMAHA Jog 50.
  • YAMAHA YZF-R6.
  • KAWASAKI Z750.
  • HONDA CBR600RR.
  • KAWASAKI ZX-6R Ninja.
  • YAMAHA X-MAX 250.
  • TRIUMPH Street Triple 675.

Consecuencias

Las consecuencias para los ladrones, según el Código Penal español y según el tipo de apropiación de un vehículo, es: en el caso de robo con fuerza se establece una pena de prisión de uno a tres años. Si el robo se produce con violencia, amenaza o intimidación, el ladrón puede ir a la cárcel de dos a cinco años.

En el caso de sustracción, si se devuelve la moto, la pena consiste en trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, o una multa económica de 6 a 12 meses de unos 6€ al día.

En cuanto a la víctima, las esperanza de volver a recuperar la moto son casi nulas, es más complicado que en un robo de coche, pues las motocicletas cuentan con menos elementos identificativos y pocas tienen un sistema de geolocalización.

Lo único que puedes hacer es seguir algunos consejos de medidas de prevención para robos, como evitar aparcar en recintos públicos no vigilados, poner una cámara de vigilancia o que tu moto duerma en garaje.

Para proteger tu moto de todas las maneras posibles es muy importante tener un seguro de moto, pues esto nos puede ayudar en este tipo de situación de robo. Para ello, compara entre las mejores compañías en lapoliza.com y encuentra el seguro perfecto para ti. Si quieres realizar cualquier duda o consulta no dudes en llamarnos al 911 33 70 68. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>