Transmite a los más peques buenos hábitos de salud bucodental

Publicado el en Seguro dental, Seguros de salud por Victor Martín| Sin comentarios

Dientes_ninosDesde el momento en que a los niños les aparecen los primeros dientes las visitas a los especialistas bucodentales deben ser obligadas y periódicas para conservar una buena salud bucal.

La mejor medida preventiva es transmitir al niño una rutina diaria de higiene bucal desde el momento de su nacimiento. En el caso de los bebés es aconsejable pasarles por las encías una gasa humedecida después de cada toma de leche. Cada vez más firmas comerciales son conscientes de este hecho por lo que en el mercado hay varios productos cuyo fin es la salud bucodental de los recién nacidos.

Una medida preventiva al desarrollo de caries es el comienzo de la rutina del cepillado de dientes antes del que el niño llegue al año de edad. Lógicamente este proceso será llevado a cabo por los padres. Cuando el niño tenga establecido el hábito, y hasta los 7 años de edad más o menos, es conveniente que la acción del cepillado dental sea supervisada por un adulto. Hay que prestar especial atención a la pasta de dientes que los pequeños comienzan a utilizar, y la cantidad de la misma. Con una porción del tamaño de un guisante es suficiente para un pequeño.

A partir de los seis años es buen momento para comenzar a administrar a los niños un enjuague bucal rico en flúor. Antes de esta edad no es aconsejable debido a que no tienen desarrollada la deglución y se ingeriría una elevada cantidad de flúor.

Primeras visitas al odontopediatra

A los 3 años el pequeño ya tiene todas las piezas de leche en la boca, y es en ese momento en el que deben comenzar las visitas periódicas al odontopediatra, profesional que se encarga del cuidado bucodental de los pequeños. Lo recomendable es una revisión cada 6 meses, aunque hay casos en los que se deben realizar con más frecuencia. Lo que se revisará en estas primeras visitas son: dientes, frenillos, encías y oclusión. Su misión será detectar cualquier tipo de anomalía en la salud del pequeño así como enseñar a los padres unos patrones de lavado correctos para su hijo o hija.

En cualquier caso es conveniente no traspasar la ansiedad que produce la visita al dentista a los más pequeños y hacerles ver que es algo necesario para tener una buena salud bucodental a lo largo de la vida.

MOVIMIENTO DE DIENTES

El movimiento de  los dientes de leche se debe, en su mayoría, a un recambio de las piezas dentales. No obstante cuando empiece el despiece se debe acudir a una revisión de un profesional para descartar cualquier tipo de complicación. Los movimientos de dientes se pueden deber a dos motivos:

Movimiento fisiológico:

Este movimiento es el que se da en los dientes de leche como consecuencia del progresivo cambio de piezas dentales de leche por las piezas definitivas. Este proceso comienza a los 6 años y continúa hasta los 12 años.

Las revisiones periódicas ayudarán a establecer si el movimiento es por causa natural del despiece o de si esconde algún tipo de afección a tratar.

Movimiento patológico:

Este tipo de movimiento se puede producir tanto en piezas de leche como en piezas definitivas. Detrás del movimiento patológico se puede esconder un proceso infeccioso del hueso maxilar, provocándose así destrucción ósea que deriva en el movimiento dental  . Otro motivo puede ser la existencia de un problema periodontal severo que afecta a los tejidos que actúan como soporte para los dientes. Puede derivar en la caída de piezas dentales.

CARIES

La caries es la enfermedad cónica más común en el período vital infantil. La segunda afección más común es el asma, pero la caries tiene una presencia cinco veces mayor.

La caries es una infección que viene dado por la acción del ácido segregado por ciertos microbios.

Las causas de este tipo de dolencias son varias:

  • Hereditaria: la genética puede determinar que nuestros dientes sean más susceptibles de sufrir caries
  • Bacteriana: los microbios que provocan la caries son adquiridos y normalmente se suelen transmitir por la acción de los adultos. Desterrando costumbres como limpiar los chupetes con saliva, utilizar la misma cuchara que el bebé o los besos en los labios se puede disminuir el riesgo de colonización bacteriana.
  • Dieta: La sobreexposición de los niños a dulces, fritos, bebidas carbonatadas, zumos industriales… aumenta el riesgo de aparición de caries.
  • Higiene oral: debe ser regular y de calidad siguiendo todos los consejos de odontopediatra.

OTRAS AFECCIONES BUCALES

Rotura dental

No cabe duda que es muy doloroso el romperse una pieza dental o en su efecto perderla entera. En estos casos lo recomendable es actuar con serenidad. El pequeño estará asustado por el golpe, la sangre, el dolor… Lo primero que se debe hacer es buscar las piezas dentales y conservarlas en suero o leche desnatada (remedios caseros que funcionan) hasta llegar al especialista. La zona de la boca se enjuagará con agua para hacer una primera valoración del daño sufrido.

Deformación bucal

Varias son las causas que pueden provocar una deformación en la boca del pequeño. Un uso del chupete más allá de los tres años, el hábito de chuparse el dedo son dos de las causas más comunes que inciden en este hecho. La deglución atípica (consiste en no colocar la lengua en el paladar a la hora de ingerir alimento) la respiración oral o adquirir malos hábitos como pueden ser morderse las uñas pueden agravar este mal.

La dentadura es para toda la vida, siempre y cuando se la conserve con las acciones comentadas en el artículo. Dentro de los seguros de salud que ofrece nuestro multitarificador hay diferentes compañías que ofrecen coberturas dentales. Entra en nuestra página o llámanos al 911337065 e infórmate de todo lo que te ofrecemos.

 

Foto: Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>