Cuida y protege tus pies del frío

Publicado el en Seguros de salud por Lucía Berruga| Sin comentarios

Pies inviernoEl verano se está acabando y lo notamos en que el sol se va un poquito antes cada día que pasa… pero con el final del verano a la vuelta de la esquina vienen otras cosas como es el cambio de tiempo, cambio que ya percibimos por las mañanas y al anochecer, momentos en los que necesitamos una rebeca para protegernos del frío.

Por eso hoy vamos a hablarte de una parte de tu cuerpo que sufre con estos cambios de tiempo: tus pies. Tus pies se merecen una atención especial en esta época porque su cuidado es la base para evitar muchos problemas de salud y porque, además, el frío les afecta mucho más de lo que nos pensamos.

Debido a las condiciones climatológicas distintas que nos obligan a llevar zapato cerrado nuestros pies pueden sufrir determinados problemas y resentirse del cambio de calzado causando lesiones. Ten en cuenta que los pies siempre sufren ante los cambios (tanto de invierno a verano como de verano a invierno), en este segundo caso pasamos de usar un zapato abierto y que no suelen sujetar como deberían el pie ni darle estabilidad, por lo que crean un mayor consumo de musculatura y sobrecargas que luego sufriremos al retomar el calzado de invierno.

Para evitar estas lesiones queremos darte algunas recomendaciones para que cuides tus pies como se merecen:

  • Elige el calzado según la morfología de tu pie, es importante que tus zapatos se ajusten tanto de ancho como de largo para evitar presiones laterales y frontales, de esta forma evitarás la presión en los dedos y que estos se engarren dentro del zapato aumentando la fricción de los dedos y un excesivos apoyo que puede lesionar las uñas y crear hematomas. También evitará que los pies se calienten o que suden en exceso, lo cual tampoco es bueno.
  • Usa un zapato impermeable, evita por tanto zapatos como los deportivos que en caso de lluvia se calarían humedeciendo el pie, ya que en estos días el pie sufre debido a que producen un exceso de sudor.
  • Evita al máximo el frío en los pies, mantenlos abrigados con unos buenos calcetines de lana o algodón, ya que el frío produce que los vasos por los que fluye la sangre se cierran generando una mala circulación (la llamada vasoconstricción) a la que, si se le suman los problemas vasculares, pueden derivar en pesadez y cansancio, así como dolor de piernas. Además de abrigar los pies también puedes fomentar su circulación con alimentos como la canela, la cayena o la pimienta, que harán que fluya más sangre y aumente la frecuencia cardiaca, haciendo que la sangre llegue mejor a los pies.
  • Aunque tengas los pies helados evita los cambios drásticos de temperatura como ponerlos encima de la calefacción ya que ello puede hacer que aparezcan sabañones. Intenta que ganen temperatura de forma progresiva, metiéndolos en agua templada y (tras secarlos para evitar la humedad) poniéndonos unos buenos calcetines que los mantengan abrigados.
  • Con el invierno también hay cosas buenas como las fiestas navideñas o, por qué no, estrenar unas bonitas botas nuevas; en este caso te recomendamos que no estrenes de golpe el zapato estando todo el día con él o yéndote de fiesta: deja que el pie se adecue poco a poco a él antes de lanzarte a llevarlos puestos varias horas seguidas.
  • En verano hace calor de manera natural, pero en invierno lo pasamos de manera artificial debido a las prendas que usamos para refugiarnos de las bajas temperaturas… sin embargo ambos tienen en común que producen sudoración. Para evitar esta en los pies puedes usar productos que regulan la transpiración, pero siempre con cuidado y leyendo antes de aplicarlos las instrucciones de uso.
  • Por último te recomendamos que cuando llegues a casa aproveches para descalzarte para que tus pies descansen y se relajen después de un día con el pie “encerrado” en nuestros zapatos de invierno.

 

Como verás todo es una cuestión de equilibrio para conseguir que tus pies estén a la temperatura perfecta y no sufran daños, pero si además quieres garantizar una salud perfecta para tus pies y poder consultar a los mejores especialistas contrata tu seguro de salud con nosotros, ya que el 90% de ellos te ofrecen sesiones de podología al año que, aunque en algunas compañías pueden encontrarse limitadas, en otras como Caser o AXA podrás consultar de forma ilimitada las veces que lo necesites. Los especialistas que te ofrecemos para intervenir en los posibles problemas de pies son el traumatólogo, el reumatólogo y el dermatólogo. Consulta las promociones de salud que tenemos y consigue el mejor seguro de salud para ti y para los tuyos.

 

Foto Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>