¡Es tiempo de setas!

Publicado el en Seguros de salud por Victor Martín| Sin comentarios

Tiempo-de-setasAdivina adivinanza: ¿qué alimento disponible entre los meses de septiembre y mayo es rico en fibra, potasio, yodo y te ayuda a mantener la línea?…tic, tac, tic, tac,… Seguro que has adivinado que nos referimos a las setas. Estamos en plena temporada de recolección y por eso queremos orientarte sobre qué tipo de beneficios obtienes con este tipo de alimento (de la familia de los hongos, las levaduras y los mohos), cómo recolectarlo, evitar las especies tóxicas, etc.

Las setas son una especie que se engloba fuera del reino animal o vegetal, pero que dentro del punto de vista nutricional se las coloca en el grupo de las verduras y hortalizas. Iguala en cantidad de agua a este tipo de alimentos pero poseen menos calorías. Al poseer menos hidratos de carbono se recomienda su consumo para dietas orientadas en pérdida de peso.

Las maneras de tomarlas son tan diversas como la cantidad de variedades de setas que existes. Desde cremas, acompañadas de verduras, con pasta, en guisos, pizzas, lasañas… las opciones son casi ilimitadas ya que pegan prácticamente con cualquier tipo de alimento.

Cuidadín

Para consumir setas debes conocer lo que vas a ingerir. Cada año son numerosos los casos de personas que se han intoxicado por consumir setas que el ser humano no puede metabolizar. Los síntomas comunes en una intoxicación son los vómitos, diarreas, trastornos gastrointestinales… en los casos más extremos pueden provocar el fallecimiento del consumidor. Por todos estos factores es de vital importancia que no consumas las variedades que te cueste identificar, y que si crees que puedes haberte intoxicado acudas lo más rápidamente posible a un médico, con un ejemplar de la variedad que has consumido para así agilizar su identificación.

¿A quién convienen y a quién no?

Gracias a su alto contenido en minerales, proteína y vitaminas son apropiadas para todo el mundo, siempre y cuando se cocinen adecuadamente ya que si se ingieren en crudo puede provocar una digestión pesada. Al poseer tan pocas calorías son ideales para dietas hipocalóricas. Si sufres problemas de estreñimiento su alto contenido en fibra te ayudará a mejorar tu tránsito intestinal. Eso sí, ten en cuenta que hay diferencias en el porcentaje de fibra según la variedad. Por su alto contenido en yodo se aconseja su consumo para gestantes y personas con carencia de este mineral (por ejemplo en el embarazo y la lactancia). Para necesidades aumentadas de potasio. Pero ahí no acaban sus beneficios, ya que con su alto contenido de potasio son ideales para episodio en los que perdemos este mineral (como en vómitos, exceso de diuréticos…).

No las consumas en exceso si…

Como hemos apuntado más arriba, las setas deben de estar bien cocinadas, y aun así son de difícil digestión, por lo que si tienes digestiones pesadas normalmente  debes controlar la ingesta de este tipo de alimentos.

Para las enfermedades de tipo renal en las que haya que controlar los niveles de potasio no es aconsejable el consumo de setas por su alto contenido en este mineral. Tampoco debes tomarlas si posees elevados niveles de ácido úrico en sangre ya que, aunque hay otros alimentos con niveles más altos de purina, el consumo de setas puede provocar un aumento de este ácido y favorecer la aparición de cálculos o cólicos.

Qué hacer a la hora de recolectar

La época de recolección de setas es el otoño, concretamente después del primer período de lluvias. Si el otoño es especialmente lluvioso podrás encontrar este manjar de la tierra en casi cualquier parte de España. Es muy importante que vayas acompañado de un experto en micología si no tienes un amplio conocimiento en este campo. Te ayudará a discernir y a conocer las especies indicadas al consumo y las que no los son.

Los espacios más indicados para la recolección de setas son los lugares neutros que no estén próximos a carreteras y vertederos ya que las setas pueden absorber componentes tóxicos que posteriormente pasarán a tu organismo si las ingieres. Tampoco es aconsejable recolectarlas después de lluvias fuertes ya que disminuye su capacidad de conservación provocando que se pudran antes. Elige las que se encuentren en mejor estado, si están muy maduras o con alguna irregularidad, pásalas por alto, ya que son más indigestas. Cuando te dispongas a cortar un ejemplar hazlo por el pie. Hazte con una cesta de mimbre que permita a las setas propagar sus esporas para que crezcan otros ejemplares y evitar que se pudran al recibir aire por los orificios de la cesta.  Límpialas de tierra y colócalas con el capuchón y las láminas boca abajo.

Si eres de los afortunados que ha encontrado bastantes ejemplares de estas “delicatesen” deberás conservarlas en un lugar fresco y seco o en su defecto en la nevera un máximo de cuatro días. Si quieres congelarlas primero cuécelas o consérvalas en vinagre.

Aprovecha este tiempo idóneo para disfrutar del campo y aprovecha también las mejores tarifas en seguro de salud en el multitarificador de la poliza.com

 

Foto: Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>