10 hábitos de los que debes sospechar

Publicado el en Seguros de salud por Victor Martín| Sin comentarios

habitos_erroneos_saludAlgunas de las costumbres que damos por ciertas, ya sea por hábitos o por haberlas aprendido de nuestros padres o abuelos, están equivocadas. A continuación te mostramos algunas de ellas para que tomes nota y se las transmitas correctamente a tus hijos y a tus futuros nietos.

Inclinarte hacia atrás cuando te sangre la nariz

Si te sangra la nariz, antes que nada, tapónala presionando la parte superior de la misma formando una especie de pinza con los dedos e inclínate hacia delante. Con este gesto comprimirás la pérdida de sangre consiguiendo así que drene hacia afuera evitando tragarla y/o que pase a las vías respiratorias.

Taparte como una cebolla cuando tienes fiebre

Cuando tengas algunas décimas de fiebre olvida abrigarte como un esquimal o darte duchas de agua helada. Lo que sí debes hacer es tomar un antipirético y desabrigarte (sin llegar a desnudarte) tomando baños de agua templada para reducir algunos grados tu temperatura.

Una buena dosis de café nada más levantarte

El cortisol que produce tu cuerpo a primera hora de la mañana se encarga de aumentar tu grado de alerta. El nivel de cortisol va menguando a lo largo de la mañana, por lo que es recomendable tomar el café unas tres horas después de despertarte, y así aprovechar al máximo los beneficios de esta hormona que fabrica tu propio cuerpo.

Ayuno como método adelgazante

Olvida lo que te han contado sobre los beneficios adelgazantes del ayuno. Si te saltas esta primera comida del día no tendrás energía para afrontar las tareas de la mañana y llegarás con más apetito a las siguientes comidas del día.  Por lo que levántate un poco antes y empieza a cuidarte desde primera hora.

Cepillarte los dientes inmediatamente después de comer

La saliva además de facilitar el paso del bolo alimenticio por la faringe, también tiene una función antiséptica que neutraliza el ph de lo que hayas comido. Si nada más comer te lavas los dientes, el ácido que contienen alimentos como frutas, zumos, café o vino se repartirán por toda la boca y aumentará el riesgo de que sufras caries. Espera 30 minutos a lavarte los dientes, así dejaras que la saliva  haga su trabajo.

Tomar fruta de postre

Es hora de ubicar la ingesta de fruta en otro momento que no sea el del postre, ¿te preguntas el motivo?, es muy sencillo. La fructosa que contiene la fruta provoca un aumento rápido de los niveles de insulina en sangre, haciendo que todo lo comido anteriormente tenga más facilidad para convertirse en grasa.

Dormir con la tele

La hormona que se encarga de inducir y mantener el sueño es la melatonina. Se ve afectada porque la luz que emiten los aparatos electrónicos tiene una longitud de onda que dificulta al cerebro la producción de esta sustancia.

Higiene excesiva

Para no romper las sustancias que protegen la piel y causar su deshidratación, lávate las manos un máximo de cinco veces, dúchate una única vez (incluyendo cuerpo y pelo) empleando los productos más neutros y con menos perfume que encuentres.

Beber agua de más

Lo ideal es que ingieras dos litros y medios al día, incluyendo en esa cantidad los alimentos que comes. Si consumes más, tus riñones eliminarán más líquido, y con él calcio, potasio, magnesio o sodio, que son electrolitos necesarios para el organismo.

No tomar la dosis correcta de sal

Si una persona joven con la tensión baja elimina la sal puede sufrir mareos, perdidas de la consciencia o lipotimias. Por eso solo deben prescindir de ella los miembros de la familia que no la puedan metabolizar, sustituyéndola por la cayena, el orégano, el romero…Lo ideal es no prescindir de ella consumiéndola en su punto justo.

Si corriges estas pequeñas creencias equivocadas estarás un poco más cerca de disfrutar de una salud de hierro  y si ,además, necesitas un seguro de salud, en nuestro multitarificador encontrarás las mejores tarifas del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>