Salud y homeopatía: verdades y mentiras

Publicado el en Seguros de salud por Lucía Berruga| 3 comentarios

HomeopatiaPuede que no lo sepas pero la cebolla, además de darle un toque inconfundible a los sofritos, podría curar un resfriado común. Eso es, al menos, lo que defiende la homeopatía, la pseudomedicina que está de moda y que despierta ciertas dudas en muchas personas, mientras que en otras lo que genera es una confianza total.

Por eso hoy vamos a hablar de este tipo de tratamiento médico que ha llevado hasta a la creación de una Cátedra de Homeopatía en la Universidad de Zaragoza. El propósito de este artículo es ser objetivos sobre el tema, analizando la homeopatía para poder aclarar la desinformación que hay sobre esta pseudomedicina que está basada en, nada más y nada menos, que en 3.000 sustancias de origen vegetal, animal y mineral usados para curar diferentes tipos de patologías.

Hay una división claro entre aquellos que defienden la homeopatía como una terapia natural alejada de las grandes farmacéuticas y aquellos que, literalmente, les parece una patraña y argumentan que aquellos que afirman que la homeopatía funciona es solo debido al efecto placebo.

Por ello se puede defender a ultranza como en Reino Unido o Francia donde está incluida en la sanidad pública, o se critica bajo el argumento que no está demostrado el cómo las bolitas homeopáticas interaccionan con el organismo para llegar a un efecto curativo. No hay un punto de equilibrio entre ambos, como mucho algún escéptico que ni cree ni deja de creer.

Las dudas son normales ya que la medicina homeopática se basa en el principio de similitud, es decir, que una misma sustancia que produce determinados síntomas puede aliviarlos mediante una aplicación concreta de la misma. Por esta regla de tres la cafeína que en dosis altas produce insomnio y taquicardias también puede relajar el ritmo cardiaco del corazón; o por ejemplo la cebolla: la irritación de garganta que produce, así como el lagrimeo, fruto de sus particularidades también hace que pueda mejorar un resfriado.

¿De dónde viene esto?

De un médico alemán, Christian Friedrich Samuel Hahnemann (1775-1843) que afirmaba que la medicina hacía más mal que bien al paciente y empezó a definir bajo el término de homeopatía la teoría de que el uso de cantidades diminutas (infinitesimales obtenidas mediante procesos de potenciación o dinamización) de sustancias que en grandes dosis producían síntomas similares a una enfermedad podían ayudar a curar dicha enfermedad.

Opiniones en contra

Además de las ya mencionadas, la mayor crítica viene establecida en que, precisamente, ese proceso de dinamización (sacudir o agitar la disolución) hace que no quede ni una sola molécula del principio activo original que se está usando, por lo que es imposible que pueda curar al no haber un principio activo que desencadene la respuesta fisiológica que el organismo necesita para mejorar su estado de salud. Por ello la homeopatía es también denominada, de forma despectiva, como “la medicina del agua”.

Opiniones a favor

En contra de lo que muchos científicos y médicos opinan de la homeopatía hay otros muchos, entre los que destaca Luc Montagnier (premio Nobel de Medicina en 2008 por descubrir el virus de la inmunodeficiencia humana), que defienden otra opinión donde se reitera que ciertas diluciones del agua en las que no queda materia registran vibraciones en las que se reconstruye la información genética de la materia.

Por ello los médicos homeópatas sostienen que la reacción que se origina en el organismo no es química, como sucede con los medicamentos alopáticos, si no de carácter físico (aunque no aclaran en que consiste el procedimiento).

Sin embargo, el cómo se consiga es secundario para aquellos que creen en la homeopatía, y no importa tanto si interviene la física o la química puesto que lo importante es que funcione. Antonio Marqués, homeópata en Canarias, defendió que los mecanismos de acción de la homeopatía son muy variables y que la situación va cambiando con el paso del tiempo. “Lo que conocemos sobre cómo actúa la aspirina es muy distinto de lo que sabíamos 30 años atrás”, declara, por lo que lo importante es que cure, el cómo lo consigue es secundario, ha afirmado.

La Homeopatía en España

En España se calcula que 3.000 médicos de atención primaria, 2.000 pediatras y 4.600 facultativos de otras especialidades prescriben medicamentos homeopáticos. Unas cifras considerables que, aunque para muchos, es algo así como brujería, los que la practican (así como sus pacientes) argumentan su funcionamiento bajo evidencias de que, efectivamente, funciona.

Evidentemente, con dudas o no, la homeopatía cuenta cada día con mayor número de adeptos e incluso en la sanidad privad, a pesar de no ser una especialidad médica reconocida, tienes cobertura con el seguro de salud a través de los servicios adicionales de salud y bienestar.

No solo entre los médicos, también entre los pacientes, cada vez más perfiles como la seguridad del medicamento y la facilidad a la hora de administrarlos hacen que haya más seguidores y que la cifra de ellos se haya disparado en los últimos años. La Agencia Española del Medicamento aun así recuerda que son medicamentos, no chuches, y que como tal se venden: “estamos ante medicamentos que están en el mercado porque su eficacia está demostrada con estudios científicos” dicen los representantes de la Agencia, se debe por tanto tener ojo con ellos al igual que con cualquier otro medicamento convencional.

Seas o no un fan de la homeopatía lo que seguro debes hacer es cuidar tu salud y consultar con un especialista siempre que lo necesites. Por eso no lo dudes más y contrata el mejor seguro de salud con nosotros para obtener los mejores precios y condiciones para cuidarte como te mereces.

 

Foto Freepik

3 thoughts on “Salud y homeopatía: verdades y mentiras

  1. ¿Que el propósito de este artículo es ser objetivos sobre el tema? Pues no me parece que lo hayas logrado mucho. Intentar hacer un artículo llenándolo de “harjumentos” de un bando y argumentos del otro, exactamente al 50 por ciento, no es necesariamente ser objetivo. Por ejemplo, ¿puedes decirnos en qué página web podemos encontrar un solo metaanálisis, uno solo, que demuestre que la homeopatía funciona mejor que el placebo? Cuando un artículo se hace con argumentos, en vez de “harjumentos”, entoces sí que puede ser objetivo.

    • Buenos días Vicente:

      No se preocupe que la próxima vez intentaremos ser más imparciales. Lamentamos que el artículo y la objetividad que se le ha pretendido dar al tema no le haya parecido la adecuada; solo hemos intentado reflejar la opinión de ambas partes para no dejar ninguna fuera, siempre con la intención plantear de forma general el tema sin entran en dar apoyo a ninguna de las posturas que hay sobre la misma.

      Gracias por leernos y reciba un cordial saludo.

  2. Pues yo os hablo de mi caso personal, cuando vamos a comer cochinillo a Segovia, diluimos el jugo como la homeopatía manda, en un buen vaso de agua, y con esto nos saciamos toda la familia (somos del Opus Dei). No entiendo como puede haber gente que no sólo no cree en la homeopatía, si no que no la practica pues es simplemente un hecho que funciona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>