Las cinco lesiones más comunes en la espalda

Publicado el en Seguros de salud por Aída Holguera| Sin comentarios

lesion-frecuente-comun-espalda¿Cuántas veces te ha dolido la espalda? Seguro que muchas más de una. El origen de una lesión en la espalda puede ser múltiple empezando desde el trabajo, pasando por el deporte a las tareas del hogar o un accidente.

La espalda es una zona delicada del cuerpo que está compuesta por vértebras, articulaciones y músculos, y todo esto implica su exposición a las lesiones, sobretodo en la parte lumbar, que es la más vulnerable.

Lesiones más frecuentes de espalda

Las lesiones causan dolor y limitan movimientos, la mayoría surgen a raíz de malos hábitos posturales. La espalda soporta nuestro cuerpo y sufre, por ejemplo, cuando te mantienes mucho tiempo en la misma posición, cuando adoptas posturas forzadas, cuando realizas movimientos bruscos o cuando realizas esfuerzos importantes.

Una solución a estos dolores es la natación, pero también puedes seguir nuestros consejos para cuidar tu espalda con varios ejercicios. A continuación te describimos las lesiones y las zonas de lesiones más comunes.

Discos intervertebrales

En primer lugar un poco de anatomía: los discos intervertebrales son una membrana que se constituye en toda la espina dorsal entre las vértebras y se encargan de permitir que puedas doblar la espalda y que amortigües los impactos del movimiento. La lesión se produce cuando el disco se desgasta, entonces las vértebras chocan y los nervios se comprimen.

Esta lesión es una de las más doloras y recurrentes, dan lugar a fisuras, protrusiones y hernias. Provocan un fuerte dolor y en ocasiones una incapacitación seria en el momento de realizar las tareas diarias, además de que la recuperación es larga y a menudo se necesita rehabilitación.

La lesión más casual es la hernia discal que puede desembocar en dolor ciático, que se extiende por las piernas. Entre un 30 y un 50% de la población tiene hernias y/o protrusiones discales, pero no significa que te incapacite para tu vida normal.

Esguince cervical

El esguince o latigazo cervical es una de las patologías más comunes del cuello y se produce debido a un movimiento repentino de la cabeza hacia atrás y hacia delante, que provoca que las cervicales del cuello se extiendan de manera forzada o se flexionen excesivamente.

Este proceso provoca la compresión y el estiramiento de los ligamentos y los músculos de la columna cervical. Los músculos del cuello se comprimen por un lado y se estiran por el otro, provocando un desgarro parcial de los ligamentos que conforman el cuello. El mejor tratamiento para esta dolencia es el uso del collarín  y la inmovilización del cuello, y reposo.

El ejemplo más claro es un accidente automovilístico, pero también te puede suceder practicando algún deporte o con un simple golpe en la cabeza.

Artrosis vertebral

Esta dolencia también corresponde con los discos intervertebrales de la columna, pero tiene una diferencia, y es que la artrosis vertebral se debe al desgaste natural de los discos a medida que te vas haciendo mayor, el desgaste hace que aumente la fricción entre las vértebras.

Al contrario también que la primera lesión, es que en esta normalmente no hay dolor (aunque puede variar según la persona) pero sí que pueden causar deformidades.

Hemos dicho que la dolencia se produce de forma natural, pero también puede aparecer o acelerar este proceso debido al tipo de actividades que realices a diario. Por esta razón es muy importante tener siempre una buena postura.

Contracturas musculares

Se trata de una dolencia que genera bastante dolor y que puede afectar a cualquier área de la espalda, tanto cervical, dorsal o lumbar.

Normalmente, las contracturas musculares, aparecen como consecuencia de un esfuerzo excesivo o como resultado del estrés. A veces puede surgir como consecuencia de otras lesiones como las hernias discales.

Es una lesión muy dolorosa y su tratamiento se basa en reposo, aplicación de calor, ejercicios de estiramiento, masajes, medicamentos antiinflamatorios o relajantes musculares y geles analgésicos que relajen los músculos y te ayudan a combatir el dolor.

Lesiones genéricas

El dolor de espalda no siempre responde a una lesión específica, sino, que en muchas ocasiones el dolor de espalda puede deberse a los malos hábitos en la postura.

Cualquier área de la espalda puede verse afectada por una dolencia, aunque los casos más frecuentes se centran en la zona lumbar. A causa de una mala postura puedes provocar una respuesta inflamatoria en el músculo afectado causando el dolor. En casos más delicados pueden convertirse en contracturas.

Cualquiera puede sufrir alguna de estas lesiones, nadie está exento. Por esta razón lo mejor es tener un buen seguro de salud que nos cubra ante la posibilidad de sufrir cualquier lesión, para eso estamos nosotros, puedes comparar entre las mejores compañías desde nuestra página web lapoliza.com para encontrar el seguro que mejor se acople a ti y a tus necesidades. Llámanos al 911 33 70 66 ¡te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>