Qué no debes hacer nunca con las lentillas

Publicado el en Seguros de salud por Aída Holguera| Sin comentarios

no-debes-hacer-nunca-con-lentillas¡Qué sensación la de ponerse lentillas por primera vez! Miras todo con curiosidad como si nunca lo hubieras visto antes, como si hubieras estado ciego. Disfrutas de ver cada detalle con nitidez desde todos los ángulos, hasta de reojo y te regocijas en tu nueva visión del mundo mientras intentas no rascarte el ojo que tanto te pica desde que te has puesto la lentilla, pero no importa, porque ahora ves todo, y eso te encanta.

El uso de lentillas te da diversas ventajas respecto el uso de gafas como por ejemplo proporcionarte un campo visual total, al contrario que las gafas con las que siempre acabas mirando por encima de ellas. También ofrece otras muchas ventajas como que no se te empañen las lentes al salir del frío y entrar en un sitio caliente (lo cual siempre pareces topacio) y en campos como el deporte, para algunos de los cuales es muy peligroso llevar gafas.

Otro punto positivo de las lentillas es que casi todo el mundo puede beneficiarse de ellas, a no ser que algún factor como el tipo de trabajo que tengas (ambientes con mucho polvo o sustancias tóxicas) te impida usarlas. Pero saltándose alguna excepción todo tipo de persona puede usarlas, siempre y cuando seas mayor de 9 años como recomiendan, para antes de esto es recomendable la vigilancia del comportamiento de los niños para observar y prevenir los problemas de visión en la infancia.

Pero las lentillas es algo que debes cuidar o podría repercutir en la salud de tu visión y tus ojos, por esto te indicamos algunas cosillas que no deberías de hacer con las lentillas.

No lleves las lentillas puestas más tiempo del indicado

Hay lentes de contacto con diversos tiempos de uso: diarias, quincenales, mensuales… procura no sobrepasar este tiempo, atento a la caducidad. Al igual, no deberías pasar muchas horas al día con las lentillas puestas, márcate un horario definido para no excederte y dañar tus ojos; lo indicado es no utilizarlas durante más de 10 horas.

El abuso de las lentillas puede acarrear problemas y desarrollar enfermedades como leucoma reduciéndote la vista hasta llegando incluso a anularla.

No te bañes en el mar o en la piscina con lentillas

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades recomienda que no utilices las lentillas si tienes planeado una actividad que implica el contacto del agua con las lentes, como la natación.

El agua del mar o piscinas puede contener impurezas o estar contaminadas con bacterias, esto al entrar en el ojo con lentilla supondría una posible infección. Procura tener para estas actividades lentillas diarias y desechables.

Limpiar las lentillas de forma inadecuada

Las lentillas son muy delicadas y necesitan un cuidado diario y atento, puedes estropearlas de muchas maneras y la primera es ponértelas o cogerlas sin haberte lavado antes las manos.

El líquido de las lentillas tiene que ser renovado cada vez que se utilicen las lentes, no reutilices ni añadas líquido nuevo sobre el anterior, impide que se generen bacterias que infecten tus ojos. Evita también mezclar dos tipos distintos de líquidos o colirios.

Nunca limpies ni guardes las lentillas en agua, bajo ningún concepto. Da igual que sea agua del grifo, que embotellada, que con sal… deteriora las lentes y no las limpia. Esta agua podría contener microorganismos que contaminarían tus ojos, además de deformar y secar las lentillas. Usa solo líquido expresamente para lentillas.

El portalentes también debe cuidarse, no limpiar y secar el estuche hace que se formen bacterias; déjalas escurrir o límpialas con un pañuelo. Asimismo debes de cambiar el estuche al menos cada dos meses.

Limpia el estuche, cambia el líquido y limpia tus lentes todos los días, sin falta.

No duermas nunca con lentillas

No olvides quitarte las lentillas cada noche antes de irte a la cama (y si te vas a echar la siesta quítatelas también), a no ser que su uso sea expresamente para ser utilizadas mientras duermes. Quitártelas te oxigena los ojos y es algo que necesitan muy a menudo, ya que se pueden presentar problemas de inflación ocular que afectaría gravemente a la visión. Deja que tus ojos descansen como el resto de tu cuerpo.

Evita que el maquillaje entre en contacto con las lentillas

Las lentillas no tienen que entrar en contacto nunca con cremas, ni jabones, ni productos cosméticos. Evita el maquillaje, y si no puedes (o no quieres) procura que no toque tus lentillas pues el rímel o el delineador puede ser fatal.

Una recomendación es que te pongas las lentillas antes de maquillarte para evitar que rocen con el maquillaje ya puesto, y quítatelas antes de desmaquillarte, para el mismo resultado.

Todo tu cuerpo necesita cuidados, tus ojos también, y para estar tranquilo es mejor contar con un seguro de salud con coberturas especiales para ti. Compara y contrata el mejor para ti con nosotros en lapoliza.com o llamándonos al 911 33 70 66  ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>