Piojos: cómo combatirlos

Publicado el en Seguros de salud por Lucía Berruga| Sin comentarios

PiojosSeguro que has oído hablar de ellos, son el temor de los padres y de los profes. Los temidos piojos que pasan de una cabeza a otra con mucha facilidad, nos han acompañado a todos en nuestra infancia, ¿quién no los recuerda? Y sobre todo ¿qué padre no los ha pasado?

Hoy vamos a hablarte de ellos y a darte algunos secretos para que puedas combatirlos en el caso de que tu hijo los coja. ¡Demuéstrales que en esa cabeza no pueden quedarse!

Algunas aclaraciones

Requieren de un pelo limpio:

Lo primero de todo es remarcar que,  al contrario de lo que mucha gente cree, los piojos no se contagian por tener una mala higiene. Esto puede llegar a convertirse en un tema tabú en muchos colegios y se suele juzgar a los padres de los niños cuando es, precisamente, todo lo contrario lo que hace que los piojos quieran vivir con nosotros ya que los piojos, para vivir necesitan que tengamos un pelo limpio.

Se contagian con rapidez:

Es normal que a lo largo de su etapa escolar los niños se contagien de los piojos en varias ocasiones, ya que no es que una vez que los hayan cogido ya no se pueda coger nunca más (tipo varicela), no, estos bichitos siempre que pueden aprovechan la oportunidad para habitar en las cabezas. Según el Ministerio de Sanidad entre el 5 y el 14% de los escolares tienes piojos durante el curso.

Existen todo el año

No son algo estacional como mucha gente cree, sino que pueden infectar nuestras cabezas durante todo el año, y más ahora que cada vez son más resistentes a los componentes químicos que se utilizan para combatirlos.

Principales síntomas

Además de poder ver a los bichitos correteando por el pelo, o a las liendres en la raíz si se hurga un poco hay síntomas físicos como los picores y las irritaciones del cuero cabelludo. Esto procede de la saliva del parásito, así como de sus constantes paseos por nuestra cabeza. También se pueden generar pequeñas heridas y dermatitis irritativas, pudiendo llegar hasta infecciones debido a las lesiones generadas por los piojos.

Qué hacer cuando se descubren los piojos

En cuanto te des cuenta de que tu hijo o hija tiene piojos actúa para combatirlos, pero siempre con calma, no te alarmes tú ni le alarmes a él ya que tampoco es nada excesivamente grave y los niños pueden asustarse.

Lo primero que debes de hacer es contárselo, no le mientas puesto que hay que emplear bastante tiempo para eliminar los piojos y los niños son muy listos, por lo que explícaselo para que sepa lo que tiene, siempre con delicadeza y quitándole importancia, pues pronto se pasará.

Por supuesto debes actuar de inmediato, en cuanto te des cuenta, para poder eliminarlos cuanto antes pues se reproducen con facilidad y además se contagias rápidamente.

Cómo actuar

Lo principal es retirar los parásitos de manera manual con un peine lendrero mechón a mechón. No te asustes si además de quitar las liendres (los huevos del piojo adherido al pelo) sacas algún piojo vivo. Este proceso debes hacerlo a diario hasta que estén eliminados por completo.

A esta operación se le sumarán tratamientos específicos que podrás encontrar en las farmacias y que deberás aplicar siguiendo las instrucciones del producto. Te recomendamos que empieces con tratamientos menos agresivos para que sí, se da la mala suerte, de que los coja varias veces los tratamientos sigan haciendo efecto, ya que si no se va creando resistencia y es muy complicado eliminarlos.

Remedios caseros

Otros métodos son los de toda la vida: a parte de los productos específicos puedes usar lavados con vinagre para ayudar a desenganchar las liendres del pelo, además de que de esta forma crearás un clima hostil para el parásito, por lo que será más fácil eliminarlos.

Además entre esos métodos que han pasado de generación en generación también destacan las infusiones de perejil, que ayudan a repeler y a matar a los parásitos, así como echar algunas gotas del llamado aceite de árbol de té en el champú.

Para evitar el contagio

Cuando hay casos de piojos lo mejor para evitar el contagio es lavar la ropa personal y la de la cama a más de 50 grados, lavar los peines y cepillos con agua hirviendo entre 10 y 15 minutos y pasar la aspiradora por muebles y alfombras por si alguno se ha escapado de la cabeza. Hazlo todo durante un par de días por si acaso, ya que los piojos no suelen vivir más de 48 horas fuera de la cabeza.

Esperamos haberte  ayudado si tu hijo o algún miembro de tu familia tiene o coge piojos de ahora en adelante. Además te recomendamos que siempre tengas alguien a quien consultar cualquier duda que puedas tener, por eso, si quieres un equipo de profesionales que puedan ayudarte en cualquier situación contrata ahora un seguro de salud y ahórrate preocupaciones.

Foto Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>