Cómo potenciar una buena salud mental en los niños

Publicado el en Seguros de salud por Lucía Berruga| Sin comentarios

Salud Mental en NiñosSabemos que tus hijos son tu principal preocupación: alimentarlos bien, velar porque duerman las horas necesarias y porque descansen, que tengan ropa para vestir… y es que asegurarnos de que crecen sanos y fuertes es la meta para todos los padres; sin embargo no solo deben crecer fuertes físicamente, también deben hacerlo psicológicamente, ya que asegurar un buen desarrollo de la salud mental de los más pequeños de la casa es lo que hará que crezcan sin carencias emocionales y que puedan enfrentarse mejor al camino que tienen por delante para vivir de manera plena.

Lo principal que te recomendamos para tener siempre bajo control la salud de tus hijos es contratarles un seguro de salud que te garantice estar siempre cubierto y poder tener un profesional al que acudir ante cualquier duda; pero además, en el artículo de hoy, vamos a decirte algunas pautas para que te recomendamos seguir para que tu hijo crezca sano emocional y mentalmente.

Ten en cuenta que un ser humano se forma durante los años de infancia y por ello estos requieren un esfuerzo extra en educación y atención para formar correctamente a la personita, tal y como debería ser, durante esos primeros años y que marcarán cómo va ser el resto de su vida. Aunque parezca que no, el niño es muy sensible desde que es un bebe y es capaz de percibir las emociones y hechos que ocurren a su alrededor, por lo que se dan cuenta si las cosas no están bien en casa, registran los gritos y las peleas y, aunque no pueden hablar, sí que pueden quedar marcados emocionalmente.

Debes estar atento y cuidar los detalles para proporcionarle un ambiente adecuado para su salud mental donde reine el positivismo y el afecto. Por ello te recomendamos que:

  • Interacciones siempre que puedas con tu hijo y pases tiempo con él compartiendo sus juegos, leyéndole cuentos, cantando canciones o realizando cualquier actividad divertida, ya que esto fomentará que sea una persona extrovertida, sociable y abierta, con confianza en sí misma.
  • Edúcales con paciencia y constancia marcándoles las pautas básicas del día con el desayuno, la comida y la cena, eliminando aquello que pueda distraerles como la televisión, el móvil o las tablets. Así aprenderán que la hora de la comida es un momento para compartir cosas y hablar.
  • Tampoco le pongas una televisión en la habitación y limita el tiempo que pasan jugando a los videojuegos, muchas veces se llega cansado de trabajar y les dejamos jugar y ver la televisión como si estos fuesen niñeras de nuestros hijos.
  • Igual que para las comidas debes establecer unas rutinas para la hora de irse a la cama, de forma que el niño asimile un horario de sueño correcto y descanse las horas suficientes.
  • Dile que estás orgulloso de él o de ella si se portan bien, reconociéndoles la buena conducta y sus esfuerzos para que se sientan reconfortados y premiados con tu cariño cuando se lo merecen. Aplaude sus logros y apóyale si “fracasa” poniendo atención en sus emociones como la felicidad y la tristeza; si manifiesta enojo enséñale a canalizar sus sentimientos.
  • Igualmente no temas regañar a tu hijo e imponerle límites para que entienda la importancia de las normas y de su cumplimiento. Nuestros hijos deben saber que no pueden hacer todo los que les apetezca y que no deben tener una conducta inapropiada; eso sí, ten en cuenta que el motivo de la regañina debe ser claro y debe estar justificado para lograr que haya un cambio en la actitud; no es recomendable perder los nervios y dejarse llevar. Sé firme pero no excesivamente severo.
  • Escúchales y habla con ellos, deja que te cuenten sus historias para que se vuelvan más comunicativos y razona con ellos cuando quieran hacer algo que a ti no te parezca adecuado, explicándoles qué podría pasar si hacen lo que tienen pensado.
  • Motívales, incluso cuando se equivoquen, un niño motivado aprenderá de sus errores y sabrá enfrentarse a los problemas.
  • Dale su tiempo para relajarse y que tenga la capacidad para desarrollar sus propios intereses y aquello que le gusta.
  • Sé ante todo un buen ejemplo  y evita tener discusiones con ellos cerca, así como no demuestres reacciones que no quieres que tus hijos acaben realizando; evita herir sus sentimientos enfrentándote, por ejemplo, a tu pareja delante de ellos. El niño es mucho más listo de lo que nos pensamos, pero a la vez puede haber cosas que no entienda y que no sepa canalizar como es un enfrentamiento directo entre sus padres.

A pesar de estas pautas hay cosas que no están en nuestra mano, como son los trastornos mentales infantiles que se pueden diagnosticar como el Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), trastornos conductuales, de humor y ansiedad… y que pueden afectar a la manera en que aprenden, se comportan o controlan sus emociones. Pueden producirse por factores genéticos o por la muerte de un ser querido, una situación de pobreza, de abusos, exposición a sustancias tóxicas, enfermedades… aunque también pueden intervenir una carencia continua de algunas de las pautas antes señaladas como problemas graves dentro de la familia, violencia o descuidos.

Lo importante es detectar a tiempo cualquier cambio en la conducta habitual de tus hijos para tratarlo y evitar que se haga una afección crónica que le marque durante toda su vida y que le afecte a un desarrollo saludable que continúe en la edad adulta. Si tu hijo parece sentirse inseguro o incomodo, tiene miedo, sus reacciones sentimentales son exageradas, no interactúa con otras personas (niños o adultos) ni se preocupa por su bienestar, tiene un mal comportamiento con los animales, se hace daño o puede hacérselo a otros cuando se enfada, no participa en actividades, no se defiende si le tratan mal o no se comunica, así como cualquier otra conducta que a ti te parezca poco común o apropiada en un niño, consulta con un especialista para evitar que estas conductas se potencien.

Nos importa que los más pequeños estén bien, por eso si quieres contratar el mejor seguro de salud consulta con nosotros, te pondremos en manos de los mejores profesionales para estéis tranquilos y podáis darles la mejor atención a vuestros hijos. Entra ahora en nuestro comparador de seguros de salud y olvidaos de todo excepto de disfrutar todos los buenos momentos que vuestro hijo traerá a vuestras vidas.

 

Foto Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>