Sexo saludable, salud sexual

Publicado el en Seguros de salud por Ana Roca| Sin comentarios

juguetes-sexualesEnero va cogiendo forma y por mucho que se empeñe en ayudarnos en nuestros buenos propósitos de hacer deporte y llevar una vida –un poco- sana poniéndonos una empinadísima cuesta, nosotros seguimos ensimismados en las mismas rutinas que dejamos paralizadas antes de estos días de atracones: madrugar, ir a trabajar, poner excusas para no ir al gimnasio, y dejar la cerveza sin alcohol en el último rinconcito inhóspito de la nevera (para que luego digan que lo de coger manía es una leyenda urbana) optando por la rojita, que está mucho más rica. Porque además, somos gentes de costumbres. Y si ahora, con la tontería de que empieza un nuevo año, nos las damos de querer cuidar nuestra salud, lo que conseguimos es hacerle un lío al hígado y al corazón. Dejadles con sus pequeñas dosis de alcohol y colesterol hombre, que si no se aturullan y es contraproducente, de verdad.

Destapando tabúes: sexo, placer y salud

Y ya puestos a hablar de las cosas que todo el mundo piensa pero nadie dice, destapemos tabúes. Que sí, que hay que mejorar la alimentación y sacar un poco de tiempo para el ejercicio, que todo eso es muy bueno para la salud. ¿Pero qué pasa con el sexo? El sexo también forma parte de la salud eh, y una parte muy importante. El problema es que cuando nos damos cuenta de esto, suele ser porque el sexo ya no es que sea parte de la salud, sino que se ha convertido en un problema para la salud. Y no es lo mismo.

Pero como la típica charla preadolescente de “hazlo siempre con precaución” (momento en el que todos los chavales llamados Precaución se alzan como triunfadores) probablemente nos quede ya un poco lejos, hablaremos de algo que quizá nos interese un pelín más. O quizá no oye, que para gustos los colores. Y por eso los hay de todos los colores, texturas, materiales, formas y tamaños: juguetes sexuales. Porque aquí sí puede llover a gusto de todos (y de todos a la vez, o cada uno por separado). El caso es que si usas los juguetitos sexuales, o no lo usas y lo que tienes es simple curiosidad poética (ya, claro), hay ciertas cosas que tenemos que saber para no poner en riesgo nuestra salud ni la de nuestro acompañante, en caso de que lo haya.

5 Consejos básicos de higiene para tus juguetes sexuales

  1. Lava tu juguete sexual siempre antes del primer uso. Que se supone que está nuevecito a estrenar, pero no hay que pecar de crédulos.
  2. Si vas a usar tu juguete sexual con otra persona, utilízalo con preservativo. Que compartir es vivir, pero con ciertos límites chicos.
  3. Si usas algún tipo de lubricante, asegúrate de que sea compatible con el material del juguete. No vaya a ser que te encuentres con una reacción termonuclear en el momento más inoportuno.
  4. Después de usar tu juguete sexual lávalo con agua tibia y jabón natural y déjalo secar al aire (y que conste que “al aire” no quiere decir a la vista y alcance de todos)
  5. Guarda tu juguete sexual en una bolsa con talco o maicena para mantener las propiedades del material, a no ser que sea de metal o plástico duro. (Dichoso juguete, necesita más cuidados que un bebé)

Y es posible que no sea necesario mencionarlo, pero por si algún/a despistadillo/a no ha caído: si cambiáis de pareja, procurad cambiar de juguete sexual. Y no entramos en las implicaciones afectivas que esto pueda tener, es pura preocupación por vuestra salud (y por lo que puedan pensar las partes implicadas, pero allá cada cual)

Así que cuidado con la rutina, porque es la principal sospechosa de homicidio y la pasión, chicos, es una víctima fácil. Que el nuevo año os sirva de excusa para daros una alegría, y no perdáis las buenas costumbres. Pero recordad siempre hacerlo cuidando de vuestra salud. Y para estar todavía más protegidos, contratad el seguro de salud de lapoliza.com. Disfrutad del sexo con protección, y de la protección que os garantiza lapoliza.com.

Foto Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>