Síndrome Postvacacional: enfréntate a él

Publicado el en Seguros de salud por Victor Martín| Sin comentarios

Síndrome postvacacionalSegún el filósofo estadounidense Elbert Hubbard  “el hombre que más necesita vacaciones es aquel que acaba de tenerlas”.  No le faltaba razón. Después de haber colonizado el chiringuito, disfrutar de  largos paseos por la montaña o sencillamente entregarte a los brazos de Morfeo hasta que tu cuerpo quiera (e incluso un poco más), la vuelta a la rutina diaria se hace un poco cuesta arriba. Lo normal  es sentir una ligera tristeza y nostalgia por los días que dejamos atrás. Ese sentimiento de bajón anímico se denomina “síndrome postvacacional”, pero no te preocupes, como todo en la vida se pasa y desde lapoliza.com te vamos a dar unos consejos para que tu retorno a la realidad sea lo más rápido e indoloro posible.

¿Cómo identificar el síndrome postvacacional?

El síndrome postvacacional se manifiesta en una intensa reacción física y psicológica del sujeto que lo padece. A los sentimientos de tristeza y nostalgia por los buenos momentos pasados se le suma la vuelta a la rutina, tanto laboral como diaria. En el ámbito laboral aparece en forma de estrés incontrolable al sentirse desbordado por el trabajo acumulado en el tiempo de vacaciones. La productividad desciende y puede transformarse en un sentimiento de infelicidad desembocando incluso en depresión. Físicamente se pueden apreciar problemas de visión (sobre todo si se trabaja delante de una pantalla) y  dolores de espalda al no haberla ejercitado durante las vacaciones y volver a estar varias horas al día sentados en ella. Otro síntoma común suele ser el insomnio, apareciendo debido al diferente ritmo de vida que adoptamos en vacaciones.

Remedios  que proponen los expertos

En tu día a día puedes hacer pequeños ajustes tras la vuelta de vacaciones que permitan que el impacto sea menor. Uno de los remedios que se proponen es el de volver unos días antes para ir organizando las tareas y adaptarse de nuevo a los antiguos horarios paulatinamente. También es conveniente no dejar de lado algunos hábitos adquiridos durante los días libres. Puedes quedar a tomar algo después del trabajo, seguir aprovechando los días soleados que quedan, planificar los fines de semana… en definitiva, seguir disfrutando de la vida, que continúa más allá de las vacaciones.

Es importante también realizar una pequeña dieta “detox” para librarte de los excesos y las indulgencias cometidas y retomar algún tipo de actividad deportiva.

Para una vuelta satisfactoria a la rutina laboral los expertos aconsejan retomar el trabajo un día diferente al lunes, ya que produce un menor impacto psicológico. Comunicarse con los compañeros para ponerse al día sobre las novedades acaecidas durante la ausencia te permite priorizar y estructurar las tareas que se presentarán. Es una buena oportunidad para decorar la estancia de trabajo con algún nuevo elemento que aporte comodidad al entorno de trabajo y… ¿por qué no? colocar alguna foto divertida de las vacaciones.

Realizando estiramientos periódicos o pequeños paseos en el lugar de trabajo,  junto con una respiración profunda y abdominal  te ayudarán a reducir sensiblemente el estrés.

Si sigues estos consejos y tienes paciencia en un máximo de entre 10 y 15 días todo el “mal rollo” que produce la vuelta a la rutina se habrá disipado. Si persiste a lo largo del tiempo puede esconder alguna patología más seria. Lo que se recomienda en estos casos es acudir a un especialista. Si posees un seguro de salud consulta qué cobertura o apoyo psicológico ofrece ya que las compañías son conscientes de que el estrés está muy extendido y por ello incluyen la psicología como una especialidad más.

Para que lleves mejor el fin de tus vacaciones te dejamos la Guía de Salud “Vuelta al Trabajo” para que tengas a mano los principales servicios de las aseguradoras y puedas poner remedio de raíz a los problemas que puede generar este síndrome como es el estrés o los dolores de espalda. Descárgatela aquí 

Guia salud vuelta al trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>