Animales que no son mascotas

Publicado el en Seguros para mascotas por Lucía Berruga| Sin comentarios

Boa-constrictorNos encantan las mascotas: esas pequeñas criaturas que habitan con nosotros y que nos dan cariño, compañía, calorcito cuando se nos ponen encima…. Sin embargo hay ciertos animales que aunque nosotros nos empeñemos en domesticarlos, simplemente, no pueden ser mascotas.

Partiendo del monólogo que hace Dani Mateo sobre las Mascotas nos ha parecido un comienzo divertido para mostrar algunos de los aspectos que determinan que ciertos animales no puedes ser categorizados como “de compañía”.

Puede que no sepáis de qué monólogo os estamos hablando, por eso os lo colgamos para que os echéis unas risas, pero también vamos a citaros algunas frases del monólogo sobre el tema:

Dani Mateo en su monólogo cuenta cómo hay gente que se empeña en domesticar animales que no serían mascotas a priori, dice, sino que tienen animales que “si se enfadan pueden hacerte cosas peores que tu hijo adolescente, bastante peores que cogerte el coche sin permiso. Me refiero a la gente que se compra como mascota una boa constrictor”.

El mayor problema que tiene tener un animal que debería ser salvaje como mascota en casa es que, efectivamente, puede ser peligroso para nuestra seguridad y salud, además del hecho de que mantener a un animal de carácter exótico en un entorno distinto al suyo se puede considerar cruel.

Pero quedándonos con el tema de la seguridad nos quedamos con esa parte del monólogo que dice “Iñaqui se ha comprado como mascota una boa constrictor. ¿Qué parte de constrictor fue la que no entendió Iñaqui? No se sabe, es un misterio porque el propio animal con su  nombre te lo está diciendo: cariñoso no soy”. Está claro que la domesticación es un proceso que lleva mucho tiempo y hay animales que no lo están como las arañas o las serpientes y que no lo estarán porque no tienen la capacidad de adaptación a las personas que puede tener un perro o un gato.

Cuanto más grande es la mascota más riesgos tiene, especialmente si es de carácter salvaje, ya que cuando son mayores se mueven por unos instintos más desarrollados y perfeccionados, por lo que podrían causar daños dentro del hogar e incluso atacar a alguien.

Obviamente esto no es gracioso, pues lo gracioso de tener mascotas es que, además de la compañía, puedas disfrutar de las cosas graciosas que hacen y hacerles vídeos para compartirlos, como en el post que hicimos titulado “Mascotas solas en casa: su vida secreta”, donde os colgamos cinco divertidos vídeos sobre qué hacen las mascotas cuando se quedan solas en casa; aunque cuando no están solas también son dignas de gravar. YouTube está lleno de vídeos graciosos de perros y gatos jugando o haciendo de las suyas, de loros cantando… sin embargo como bien destaca Dani Mateo “tu serpiente devorando a un conejo no es algo que tu graves con tu cámara y cuelgues en YouTube”.

Lo cierto es que el cariño que nos puede dar una mascota como un perro o un gato, así como un conejo o algún otro tipo de roedor no te lo podrá dar nunca una boa o una tarántula… Dani Mateo dice que, efectivamente, “con una boa tú no puedes hacer nada más que intentar no molestarla, y ya está, no puedes hacer cosas que hace la gente con mascotas”. Y con toda la razón del mundo destaca aquello de que una mascota es un amigo, por lo que solicita a aquellos que se quieren comprar una boa, una araña, un escorpión que reflexionen sobre lo siguiente: “si tú tienes algo en tu casa que no te mata porque os separa un cristal ¿hasta qué punto tienen tu un amigo en tu casa?”

Sea como sea y tengas la mascota que tengas está claro que es bueno tenerla asegurada, para tener cubierta la responsabilidad civil por lo que pueda pasar con un vecino o conocido. Como te hemos contado en otros artículos sobre mascotas el seguro de hogar cubrirá los daños (indemnizaciones generadas) de tu mascota a terceros, pero para ello debes tener en cuenta dos cosas:

  • Que no todas las “mascotas” son considerados animales domésticos por las aseguradoras, así que deberás consultarlo con ellos para saber si estarías cubierto;
  • Y que te asegures de que el seguro que contratas no excluya a los animales dentro de su garantía de la responsabilidad civil.

Por ello si quieres que tu mascota (sea del tipo que sea) esté protegido consulta con tu aseguradora si se podría asegurar para que ante cualquier cosa que le pueda pasar o que pueda hacer tenga garantías extras a la cobertura del seguro de hogar que harán que nuestro compañero de piso animal esté protegido ante accidentes, robo o fallecimiento. Si quieres informarte antes de preguntar en tu compañía puedes consultar más detalles en otro de nuestros artículos: “Tu mascota, uno más para el seguro de hogar“, y si quieres contratar tu seguro de mascotas consúltanos sin compromiso, te asesoraremos en todo lo que necesites y te ofreceremos una gran cantidad de compañías que se harán cargo de cualquier imprevisto que puedas tener con tu mascota.

 

Foto Flickr 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>